• viernes 19 de agosto del 2022

FAPA demanda que el curso ha finalizado "infringiendo el calendario escolar"

img

SANTANDER, 24 Jun.

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado (FAPA) de Cantabria ha denunciado que el curso ha finalizado "como comenzó", esto es, "infringiendo el calendario escolar".

Por ello ha solicitado que se cumpla la atención al alumnado hasta las 14.00 horas del último día lectivo y el servicio de comedor y transporte en Educación Infantil y Primaria.

Además, aseguró que en Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, el curso termina "antes de lo predeterminado".

Ante estos sucesos, en los próximos días FAPA Cantabria pedirá una asamblea con la consejera de Educación, Marina Lombó, "que ayuda para tomar las medidas primordiales que solventen los dos inconvenientes de cara al próximo curso, eludiendo de este modo tener que tomar medidas mucho más radicales", ha advertido.

En un aviso, la federación ha recordado que el pasado 7 de septiembre, día en el que se inició el curso escolar 2021-2022, FAPA Cantabria remitió un escrito a Lombó demandando el cumplimiento de la orden que regula el presente curso.

En lo relativo a Educación Infantil y Primaria, FAPA señalaba de que varios centros no estaban comunicando a las familias del punto séptimo de la citada orden --refrendado en las normas de comienzo de curso--, que establecía que "en los meses de septiembre de 2021 y junio de 2022 se garantizará la atención a esos estudiantes que deseen mantenerse en el centro hasta las 14.00 horas y se van a prestar, en su caso, los servicios de comedor escolar y transporte con normalidad".

La federación ha censurado que dicho escrito "cayó en saco roto", hasta tal punto que en el mes de junio se dió una situación afín, "de nuevo con centros que no han ofertado este sistema y otros que, o han informado tarde, con poco margen de tiempo para pedirlo, o demandando condiciones que no estaban agarradas en la orden".

También ha denunciado que los servicios de comedor y transporte "prosiguen tolerando variantes", en tanto que, según aseguró, ciertos comedores se eliminan o dismuyen su horario. Y una situación afín sucede con el transporte, que se suprime a ciertas horas, "lo que dista bastante del 'se van a prestar con normalidad' que recopila la orden".

Por todo ello FAPA Cantabria ha lamentado que, "si ahora por sí la trasnochada día achicada de junio y septiembre piensa arduos problemas para las familias, estas cuestiones no hacen sino más bien transformar estos días en un inconveniente realmente serio para muchas de ellas".

Por otro lado, en lo concerniente a Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, FAPA denunció en el escrito del 7 de septiembre los "incumplimientos" que había detectado en el producto cuarto, que establecía que "las ocupaciones laborables se desarrollarán desde el 8 de septiembre de 2021 hasta el 24 de junio de 2022, los dos de hecho".

"En aquel instante la federación verificó que la mayor parte de centros incumplía lo predeterminado, ya que se fijaba el comienzo de la actividad laborable para datas siguientes a la regulada en esa orden, con casos que llegaban hasta diez días de retardo en el comienzo de las clases", ha recordado.

FAPA ha denunciado que esta situación se ha repetido en el mes de junio, con múltiples centros que terminaron las clases la semana anterior, lo que además de esto infringe la Ley de Educación de Cantabria y la Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, que fijan en 175 el mínimo de días laborables, "vulnerando con esto el derecho a una educación de calidad del alumnado, que le transporta a tener que pasar el curso "'a la carrera con el temario'".

Para FAPA Cantabria resulta "impresionante" que, si hasta la actualidad este suceso se "justificaba" por los exámenes de restauración, en este curso la situación fué afín en el momento en que esos exámenes por el momento no se efectúan.

Igualmente ha lamentado que, pesé a que el 16 de mayo remitió un escrito a la Dirección General de Centros Educativos, a la Dirección General de Inspección y a nuestra consejera de Educación notificando las dos cuestiones, "de nuevo se haya hecho oídos suecos desde la Administración".