Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Farmacias se suman al Programa 'Viernes' como detectores de soledad indeseada

Farmacias se suman al Programa 'Viernes' como detectores de soledad indeseada

El Gobierno regional de Cantabria ha firmado un convenio de colaboración con el Colegio de Farmacéuticos de Cantabria (COF) para incluir a las farmacias en el Programa 'Viernes'. Esta iniciativa piloto tiene como objetivo prevenir la soledad no deseada en los municipios de Campoo-Los Valles y se extenderá a la zona de Saja-Nansa.

Las farmacias participarán como "radares" para detectar casos de soledad no deseada entre los usuarios, brindándoles la oportunidad de tomar medidas para romper el aislamiento y derivándolos al Programa Viernes. Para llevar a cabo esta labor, se coordinarán con los ayuntamientos, trabajadores sociales, personal sanitario, entre otros.

La consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad Begoña Gómez del Río y la presidenta del COF Cantabria, Rita de la Plaza, firmaron el convenio y destacaron la importancia de las farmacias tanto en la dispensación de medicamentos como en la atención social que brindan a los usuarios, especialmente en las zonas rurales.

De la Plaza señaló que las farmacias siempre son un recurso útil para detectar personas en situación de soledad no deseada debido a su accesibilidad y presencia en todas partes. Además, destacó que las farmacias son lugares sociales donde las personas acuden para conversar, hacer preguntas o medirse la presión arterial, a veces siendo el único personal sanitario disponible en los pueblos.

A través de este convenio, que tiene una duración de dos años y puede ser prorrogado, el gobierno aprovechará el papel social que juegan los farmacéuticos, quienes suelen generar más confianza entre los habitantes de los pequeños municipios, para que los usuarios les cuenten sus problemas, algo que a menudo no hacen con los trabajadores sociales y sanitarios.

El objetivo de esta iniciativa es identificar la soledad no deseada, su magnitud y las situaciones en las que se produce, con el fin de diseñar planes de actuación y estrategias para combatir este problema que se ha agravado debido a la pandemia. La consejera subrayó la importancia de actuar, pero para ello es necesario saber dónde se encuentra la soledad no deseada.

Además, manifestó su determinación para luchar contra este problema a través de acciones como la expansión del Programa Viernes a toda la comunidad autónoma, impulsado por la Consejería con fondos europeos en zonas rurales alejadas de los núcleos urbanos.

Actualmente, el Programa Viernes funciona en colaboración con la Red Cántabra de Desarrollo Rural y la Asociación Desarrollo Territorial (ADT) Campoo-Los Valles en 14 farmacias de la zona. Próximamente se sumarán otras 3 farmacias de la comarca de Saja-Nansa. En total, alrededor de 500 personas de una comarca con 18,000 habitantes se benefician de esta iniciativa, la cual promueve las relaciones interpersonales y la interacción entre vecinos para evitar la soledad no deseada.

Finalmente, tanto Gómez del Río como De la Plaza destacaron que la soledad no deseada no solo afecta a las personas mayores, sino que también afecta a niños, adolescentes y personas de mediana edad.