Félix Álvarez renuncia a su cargo como líder de Cs en Cantabria.

Félix Álvarez renuncia a su cargo como líder de Cs en Cantabria.

El presidente de Ciudadanos en Cantabria, Félix Álvarez, ha presentado su dimisión después de los resultados electorales "inapelablemente malos" obtenidos por su partido en las elecciones regionales del 28 de mayo. Aunque seguirá afiliado al partido, Álvarez se retirará de la primera línea política, debido a su "agotamiento personal" y la necesidad de "parar y reinventarse".

En una rueda de prensa, Álvarez confirmó su dimisión al secretario general del partido, Adrián Vázquez, y aseguró que no tiene miedo al futuro gracias a su "variopinto currículum", pero por ahora "solo quiere descansar". El ya ex presidente de Ciudadanos en Cantabria no ha aclarado si retomará su carrera como humorista, aunque después de siete años en la política cree que tiene "para varios monólogos".

"Toca descansar, lamerse las heridas, disfrutar de la familia y toca reinventarse por enésima vez", ha afirmado Álvarez. José Luis Martínez Viaña, el secretario de Organización de Cs Cantabria, asumirá el vacío dejado por Álvarez en la Presidencia del partido, y la Dirección nacional será la encargada de nombrar un nuevo presidente.

Según Álvarez, por ahora no hay ningún nombre en la mesa y solo tres personas sabían de su dimisión: su mujer, su jefa de prensa y la líder nacional, Inés Arrimadas. La decisión de Álvarez estaba tomada antes de conocer el adelanto de las elecciones generales al 23 de julio. "Uno tiene que asumir las cosas cuando van bien, pero sobre todo, si es honesto, cuando van mal", ha opinado.

Álvarez se va "sin rencor ni odio", "no feliz, pero sí satisfecho por el trabajo realizado" y lleno de agradecimiento a un partido que "ahora se encuentra fuera de juego", pero confía en que "habrá un momento en el que pueda resurgir y liderar a todas esas personas que creen que el centro liberal es necesario". A pesar del mal resultado, Álvarez cree que sigue habiendo espacio ideológico para Ciudadanos y destaca que aún tiene más de medio millar de concejales en toda España y 16 en Cantabria.

Su candidatura recibió el apoyo de 7.500 cántabros, aunque no fue suficiente para obtener representación en el Parlamento regional, donde en los anteriores comicios logró tres escaños. Por todo ello, considera "inteligente" la decisión de no concurrir a las elecciones generales debido a la "polarización", y cree que es "mejor parar, intentar rearmarse". "Creo que el partido empezó a sufrir cuando nos vieron inútiles para conseguir los propósitos que nos planteábamos y creo que uno de los hechos que pueden sacarnos de esa irrelevancia es volver a ser útiles", ha sentenciado Álvarez.

Tags

Categoría

Cantabria