Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Fomento licitará la elaboración del estudio informativo para el proyecto de la carretera Potes-Reinosa

Fomento licitará la elaboración del estudio informativo para el proyecto de la carretera Potes-Reinosa

El Gobierno de Cantabria adjudicará la semana que viene el estudio informativo que permitirá avanzar en el proyecto de la carretera entre Potes y Reinosa. El estudio ambiental tendrá una duración de 14 meses y un costo de 600.000 euros.

El consejero de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Roberto Media, ha hecho este anuncio durante la visita que ha realizado este miércoles al municipio lebaniego. Según Media, una vez asignados a la empresa de ingeniería, los trabajos del estudio ambiental permitirán realizar un estudio del impacto ambiental que supondrá la construcción de la vía en las comarcas de Campoo, Nansa y Liébana. Estos trabajos son los primeros pasos para ver esta carretera, tan demandada por los lebaniegos y los campurrianos durante décadas, en las próximas legislaturas.

El estudio tendrá un costo total de 600.000 euros y será financiado por la Consejería de Fomento. Estos fondos están incluidos en el presupuesto de aproximadamente 100 millones de euros que el Gobierno destinó al proyecto. Según el consejero de Fomento, esta obra será un punto de inflexión para la comarca, que ya destaca por su turismo y ahora tendrá mejores accesos para impulsar su desarrollo económico.

Además, el responsable de Fomento ha anunciado que la Consejería aprobará un nuevo plan de infraestructuras municipales. Esta acción ha sido solicitada durante los últimos años por parte de la Federación de Municipios de Cantabria. El plan implicará una inversión de 1.575.000 euros en la comarca de Liébana, que se distribuirá entre todos los municipios a partir de mediados de 2024.

Según el consejero, los ayuntamientos presentarán los proyectos, que serán financiados en un 80% por el Gobierno y en un 20% por los municipios, excepto en aquellos con riesgo de despoblamiento, donde la contribución del Ejecutivo será del 95%. Con este plan, se evitará que los ayuntamientos tengan que hacer desembolsos y se dará un gran paso en la lucha contra el despoblamiento en la región.