Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Hombre declarado culpable del asesinato en La Albericia admite el cargo y recibe condena de 12 años.

Hombre declarado culpable del asesinato en La Albericia admite el cargo y recibe condena de 12 años.

El hombre acusado de matar a otro de una puñalada tras una discusión en La Albericia (Santander) en el verano de 2021 ha reconocido los hechos y ha aceptado 12 años de cárcel, cuatro menos de los que pedía inicialmente la Fiscalía tras alcanzarse un acuerdo de conformidad entre las partes en la vista celebrada esta mañana en la Audiencia Provincial de Cantabria.

Las reducciones en la pena se han producido al aplicarse en los delitos por los que se le acusaba (homicidio y lesiones con arma peligrosa) la atenuante muy cualificada de reparación del daño, al haber pagado 20.000 euros a la familia de la víctima como parte de la indemnización que se le solicitaba y haberse comprometido a pagar el resto a razón de 100 euros cada mes.

Además el procesado también ha pagado íntegramente la indemnización de 1.500 euros al hermano de la víctima, al que apuñaló en el costado derecho -sin consecuencias graves- durante la contienda, razón por la que el fallecido se enfrentó al acusado y le propinó un puñetazo en la cara en defensa de su hermano menor.

Por ello, verá reducida su pena de los 16 años que pedía inicialmente para él la Fiscalía (13 por homicidio y 3 por lesiones con arma peligrosa) a los 12 a los que será condenado (11 y uno).

En la vista celebrada contra él este miércoles con jurado popular, el procesado, de 45 años en el momento de los hechos, se ha declarado culpable de todos los cargos que se le imputaban, admitiendo que agredió a la víctima asumiendo los riesgos que las lesiones podrían suponer para ella, mostrándose "muy arrepentido" y pidiendo disculpas a la familia del fallecido, de 30 años.

Además, el ministerio público imputaba a un segundo implicado en la agresión, primo del principal acusado, un delito de lesiones por empujar y tirar al suelo a la novia de la víctima cuando esta trató de interponerse entre los agresores y su pareja.

Este procesado llevaba a su perro pastor alemán atado con una correa, y le azuzaba continuamente contra el grupo, mordiendo tanto a su primo como a la víctima. Para él la Fiscalía pedía un año de encarcelamiento que finalmente se reducirá a una multa de 1.620 euros, tras haber reconocido los hechos y haber pagado 1.000 euros a la novia del fallecido.

Durante el juicio, además de los dos acusados, y aunque estaba previsto antes del acuerdo que declararan hasta 15 testigos, han testificado únicamente el hermano menor y la novia de la víctima, que han recordado el suceso y confirmado el pago de las indemnizaciones, mostrándose satisfechos con ellas.

Después ha sido el turno para los médicos forenses, quienes han mostrado al jurado las diferentes lesiones externas e internas en el cuerpo del fallecido, y resaltando entre ellas la provocada en la zona submamilar izquierda, debajo del pecho, que fue la causante de la muerte aunque sin efecto inmediato, ya que la víctima se desplomó en la calle tras los hechos y después fue trasladada al Hospital Valdecilla, donde se le intentó mantener con vida sin éxito.

Así, los forenses han explicado que el apuñalamiento se produjo con una "fuerza significativa", penetrando entre 5 y 10 centímetros, perforando la quinta costilla y alcanzando el corazón. Durante la exposición de las imágenes del cuerpo de la víctima, los padres y la novia han abandonado la sala visiblemente afectados.

Respecto al apuñalamiento al hermano, los forenses han afirmado que la herida fue de un centímetro de profundidad, sin gravedad para el agredido más allá de tener que someterse a un tratamiento de sutura que le ha dejado una cicatriz en la zona del corte.

El juicio ha quedado visto para el veredicto del jurado que tendrá lugar mañana, jueves 29 de junio.