Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Hosteleros de Torrelavega desestimados por el TSJC en su apelación contra las restricciones nocturnas.

Hosteleros de Torrelavega desestimados por el TSJC en su apelación contra las restricciones nocturnas.

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha rechazado el recurso presentado por la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) contra la reducción en el horario de cierre de algunos establecimientos del sector en Torrelavega. El tribunal sostiene que existen ruidos y altercados en la zona donde se concentran estos negocios, y considera que la forma de abordar el problema debe tener en cuenta dicho efecto acumulativo.

La medida de reducción de horarios se aplica a pubs, whiskerías, discotecas, salas de fiesta y bares mixtos en la zona residencial del municipio, y ha estado en vigor desde principios de año con la aprobación del Ayuntamiento de Torrelavega y el respaldo del Gobierno regional. La resolución de la Consejería de Presidencia, publicada en enero en el Boletín Oficial de Cantabria, fue recurrida por los hosteleros, pero el tribunal rechazó la solicitud de dejarla sin efecto en febrero.

En principio, la medida estaba programada para durar seis meses, pero se prorrogó en julio por otros seis, lo que significa que expirará a principios de enero si no se realizan más prórrogas. La Asociación de Hostelería no está de acuerdo con la decisión del tribunal y argumenta que las autoridades disponen de los medios y poderes necesarios constitucionalmente para resolver problemas sociales sin tener que recurrir a este tipo de medidas punitivas que afectan a todo el sector. Consideran que el Ayuntamiento está castigando injustamente a todos los establecimientos por los problemas causados por unos pocos.

La Asociación lamenta que el tribunal apoye esta forma de actuar y advierte que, aplicado a otros ámbitos, podría resultar en la prohibición de partidos de fútbol por disturbios en lugar de detener y sancionar a los responsables. En resumen, consideran que el Ayuntamiento de Torrelavega es el único organismo en la historia de España que recurre a soluciones globales para resolver problemas causados por individuos específicos.