Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Igual apunta a la prudencia en la retención de fondos de Parques y critica el resentimiento de la oposición

Igual apunta a la prudencia en la retención de fondos de Parques y critica el resentimiento de la oposición

SANTANDER, 18 Sep. - La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha asegurado que el Ayuntamiento no va a tener que "devolver nada" tras la sentencia que ha condenado a esta administración a devolver más de 2,3 millones de euros a la anterior concesionaria del servicio municipal de Parques y Jardines, sino que tendrá que "liberar un dinero que estaba retenido por prudencia", ya que se trata de "deducciones" aplicadas en las facturas mensuales de la UTE-Jardines Santander por cuestiones que no estaban "claras", como las mejoras que tenía que acometer cada año la empresa, en la maquinaria por ejemplo.

"No hay que devolver, hay que liberar", ha diferenciado la regidora este lunes, a preguntas de los periodistas sobre el fallo del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de la ciudad conocido el jueves por la tarde -que no es firme- y que se notificó al Consistorio el viernes, jornada en la que partidos de la oposición -PSOE y PRC- criticaron la gestión municipal, llegando los socialistas a pedir dimisiones entre los 'populares'.

A este respecto, Igual --que ha indicado que los servicios jurídicos están estudiando la resolución para determinar si se recurre ante Tribunal Superior de Justicia de Cantabria-- ha opinado que tras difundirse el contenido de la sentencia, la oposición ha hablado "desde el resentimiento político y no desde el cargo que ostentan", y también por el hecho de "no tener antecedentes" en la gestión municipal.

La alcaldesa ha defendido así que desde el Ayuntamiento trabajan para "defender los intereses de los santanderinos" y para "cumplir las leyes", por lo que en 2019 y tras los pertinentes controles de fiscalización y financieros y después de un informe de Intervención, se decidió aplicar unas "deducciones" en las facturas de la UTE, a la que se había adjudicado el servicio en el año 2012, a razón de unos 95.000 euros mensuales.

Igual ha puntualizado que tras el apunte del interventor desde el Consistorio pidieron explicaciones a la concesionaria, sin la que las diera "suficientemente claras", de ahí que se optó por deducir parte del montante a abonar. "Es un dinero que, estando destinado a la empresa, se retuvo, con lo cual ahora hay que liberarlo, que es totalmente diferente a devolverlo", ha insistido, a la par que ha destacado que el equipo del PP "siempre" ha respetado los informes de los servicios municipales y ha gobernado de manera "responsable, legal y haciendo caso" a los técnicos.

Frente a esos 2,3 millones -y que se elevarían a cerca de 3 millones si se suman unos 600.000 euros de intereses-, la alcaldesa de Santander ha contrapuesto los 832.000 euros que el Ayuntamiento ha "ganado" por un lado a esa UTE y 878.000 euros por otro, y que "se le ha olvidado decirlo a la oposición", ha remachado para finalizar.