Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Intento de estafa: Falsificación de identidad del Ayuntamiento de Polanco para defraudar a una compañía.

Intento de estafa: Falsificación de identidad del Ayuntamiento de Polanco para defraudar a una compañía.

El Ayuntamiento de Polanco ha alertado sobre un fraude en el que se solicitan datos y facturas a las empresas adjudicatarias de contratos municipales con el objetivo de apropiarse de los pagos. La suplantación de identidad ha sido denunciada ante la Guardia Civil y se ha detectado que se hace uso del nombre y la identidad de la antigua secretaria municipal, quien se encuentra jubilada hace varios meses.

Los hechos ocurrieron el pasado 20 de noviembre, cuando la empresa encargada de la construcción de las pistas de pádel de Requejada recibió un correo electrónico fraudulento que simulaba ser el servicio municipal de Contratación. En este correo, se solicitaba a la empresa que enviara las facturas de los trabajos realizados a una dirección que no existe en el Consistorio, así como otros datos identificativos.

Ante este intento de estafa, la alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz, ha enviado un correo electrónico masivo de alerta a todas las empresas con las que el Ayuntamiento tiene contratos, con el fin de que estén alerta y comuniquen cualquier incidencia de este tipo. Además, se ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil.

Según las investigaciones preliminares, los autores de este fraude podrían estar utilizando los datos publicados en la Plataforma de Contratación del Sector Público para contactar a las empresas adjudicatarias y dar mayor credibilidad a su estafa.

La alcaldesa ha condenado estos hechos delictivos y ha pedido a las empresas que extremen sus medidas de prevención y comuniquen cualquier sospecha que detecten. En respuesta a esta denuncia, el Colegio Oficial de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local de Cantabria (COSITAL) ha lanzado una alerta a todos sus miembros para que estén más precavidos.

En esta alerta, COSITAL advierte que en los correos electrónicos fraudulentos se solicitan datos de facturación de las empresas adjudicatarias, especialmente "las facturas en formato xml sin firmar". Se sospecha que estos datos serían utilizados para presentar las facturas a través del Punto General de Entrada de Facturas de la Administración General del Estado (FACe), pero cambiando el número de cuenta y así poder apropiarse de los pagos.