• lunes 6 de febrero del 2023

Juzgan al dueño de una casa y a 2 policías por un altercado a lo largo del toque de queda

img


SANTANDER, 15 Oct.

La Audiencia Provincial de Cantabria juzgará este martes, día 18, al dueño de una casa y a 2 policías locales de Santander que tuvieron un altercado en el mes de febrero de 2021, estando vigente el toque de queda por la pandemia, al ingresar los agentes en la vivienda, donde se festejaba una celebración, para parar al hombre.

La Fiscalía imputa al primero los delitos de atentado a agentes de la autoridad y de lesiones, por los que solicita para él un año y tres meses de prisión, al tiempo que solicita la absolución para los policías.

Por su parte, la defensa de este acusado cree que los agentes cometieron un delito contra la inviolabilidad domiciliaria en certamen con otros tres contra la independencia individual, y, uno, otro de lesiones, y pide para ellos multa y también inhabilitación a lo largo de 4 años.

Los hechos tuvieron sitio de madrugada, en el momento en que los vecinos de un inmueble de Santander informaron a la policía local de que se se encontraba festejando una celebración con estruendos altísimo en un sótano.

Según el relato del fiscal, tras personarse una patrulla y observando mediante la puerta abierta de la vivienda que se estaban transgrediendo las reglas de asamblea y horario (máximo 6 personas en Cantabria en ese instante), charlaron con el encargado de la vivienda, "invitándole a identificarse y desocupar la vivienda".

El acusado se negó a identificarse y, estando en el exterior de la vivienda, los agentes trataron reiteradamente de persuadirle a fin de que lo hiciese, en el momento en que éste subió con ellos un tramo de escaleras para no incordiar a los vecinos, manifestando al cabo del rato que iba a la vivienda a buscar su DNI.

Los policías le afirmaron que primero se identificara verbalmente y después podía proceder a por su DNI, a efectos de una viable sanción administrativa. "A continuación y estando en el tramo de escaleras y con la intención de eludir el acusado la viable multa, dió un fuerte empujón a entre los agentes", realizando que se cayese y se golpeara.

Entonces, según con el relato del fiscal, el acusado "se descabulló hacia la puerta de la vivienda, llamando a voces a fin de que le abriesen, lo que hacen los ocupantes del interior, accediendo dentro el acusado, agarrado por los 2 agentes que en ese instante le habían alcanzado, al unísono que le afirmaban que se encontraba detenido por atentado".

Una vez dentro, empezó "un forcejeo en el interior, intentando sus amigos de asistir al acusado a liberarse de los agentes, sujetando a estos, y resultando los tres detenidos", al estimar los policías que estos 2 últimos habían incurrido en un delito de resistencia.

A consecuencia de los hechos, entre los agentes padeció lumbalgia y un esguince. Los tres acusados resultaron con lesiones leves como consecuencia de la detención.

Según la fiscalía que la entrada de los agentes en el residencia del acusado "lo fue a los solos efectos de entrenar la detención del acusado, tras la agresión sufrida, y duró el tiempo mínimo preciso para su reducción, precisando acompañamiento de otras patrullas".

Por todo ello, considera al dueño de la vivienda creador de un delito de atentado a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funcionalidades y de un delito de lesiones leves, merecedores de una lástima de un año y tres meses de prisión y 480 euros de multa. Junto a ello, pide que los agentes sean declarados exculpados "al no revestir su actuación profesional letras y números de delito alguno".

Sin embargo, la defensa del dueño de la vivienda, mientras que protege la inocencia de su cliente, acusa a los agentes de un delito cometido por autoridad o funcionario público contra la inviolabilidad domiciliaria en certamen con tres delitos contra la independencia individual, y de un delito de lesiones leves, que imputa a uno
de ellos.

Así, cree que los agentes han de ser condenados a una multa de 1.620 euros y a inhabilitación particular a lo largo de 4 años. Para el agente que piensan responsable del delito de lesiones, solicita además de esto una multa de 180 euros.

El juicio se festejará a las 9.30 horas en la Sección Primera de la Audiencia Provincial.

Más información

Juzgan al dueño de una casa y a 2 policías por un altercado a lo largo del toque de queda