Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

La Audiencia cántabra invalida contratos de inversión de clientes de Novo Banco gracias a Jacobo Vidal.

La Audiencia cántabra invalida contratos de inversión de clientes de Novo Banco gracias a Jacobo Vidal.

Un exempleado de la sucursal de Santander está siendo investigado por presunta estafa millonaria a decenas de clientes de la entidad.

La Audiencia Provincial de Cantabria ha declarado la nulidad de contratos de inversión en fondos y derivados suscritos entre particulares y Novo Banco, mediados por Jacobo Vidal, quien trabajaba en la oficina de la calle Hernán Cortés de Santander y está siendo investigado por la mencionada estafa.

La adquisición de los productos en cuestión por los afectados se considera nula debido a errores en el consentimiento, ya que no se les explicaron adecuadamente el contenido ni el riesgo de los contratos. Esto llevó a inversiones iniciales de 228.600 y 39.220 euros sin una notificación adecuada de las condiciones y riesgos.

La resolución de la Audiencia revoca parcialmente la decisión previa del Juzgado de Primera Instancia de Santander en relación a dos demandantes, pero no a una sociedad de inversión que poseía los conocimientos necesarios para analizar los contratos.

La sentencia, pionera en Cantabria, abre la puerta a otras reclamaciones similares y no es definitiva, ya que se pueden interponer recursos extraordinarios. No se imponen costas de apelación a ninguna de las partes.

El fallo del juez de instancia que absolvía a Novo Banco y les imponía las costas a los demandantes ha sido revocado. Los demandantes pedían la anulación de los contratos y la devolución de las sumas afectadas, argumentando que el consentimiento estaba viciado por errores.

Los demandantes firmaron contratos con Novo Banco en el primer trimestre de 2017 para agilizar y controlar operaciones e inversiones, estableciendo un marco jurídico para ello. Sin embargo, alegaron que se llevaron a cabo operaciones sin notificaciones adecuadas.

Jacobo Vidal dejó de prestar servicios en la sucursal de Santander en 2020 y los clientes descubrieron discrepancias en las operaciones realizadas por el banco y lo comunicado por el exempleado. Esto ha dado lugar a denuncias penales en su contra.

La sentencia no aborda los daños causados por la supuesta creación de una banca paralela por parte de Jacobo Vidal, tema que se está tratando en un procedimiento penal separado. La Audiencia coincide con el juez de instancia en que el contrato único no puede ser anulado, ya que regula las actuaciones de las partes sin riesgos especiales.

Los demandantes alegaron falta de información sobre los contratos y Novo Banco no cumplió con los requisitos legales en algunas contrataciones realizadas. Jacobo Vidal admitió que no informaba a sus clientes sobre los riesgos de los productos y llevaba a cabo operaciones sin su autorización.

La Audiencia anula los contratos de inversión de dos clientes minoristas y ordena a Novo Banco devolver las cantidades resultantes de estas operaciones.