Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

La lista de espera quirúrgica de Cantabria sigue en aumento a pesar de un "cambio prometedor"

La lista de espera quirúrgica de Cantabria sigue en aumento a pesar de un

El Hospital de Laredo en Cantabria ofrecerá plazas de difícil cobertura a los médicos internos residentes (MIR) que finalicen en octubre. Estas plazas serán otorgadas a través de un concurso y conllevan un compromiso de permanencia.

Según el consejero de Salud, César Pascual, la lista de espera quirúrgica en Cantabria sigue creciendo y alcanzó los 18,505 pacientes en diciembre de 2023. Sin embargo, Pascual destacó un "cambio de tendencia" desde octubre, con una reducción en la demora media y de consultas.

Aunque admitió que los datos no son tan buenos como les gustaría y que se requieren cambios estructurales, el consejero aseguró que se presentará la próxima semana un plan de choque contra las listas de espera, con estrategias y acciones para consolidar la tendencia descendente.

Se señaló que hay errores en los datos que no se ajustaban a los requerimientos del Ministerio de Sanidad, lo que retrasó la toma de decisiones. En el caso de la lista de espera quirúrgica, esta no cumplía los criterios del Real Decreto regulador. Sin embargo, a partir de ahora, el Servicio Cántabro de Salud (SCS) proporcionará los indicadores establecidos por el Ministerio.

La lista de espera quirúrgica ha seguido creciendo durante los últimos ocho años, con un repunte de 1,245 pacientes de junio a diciembre. Sin embargo, desde octubre se ha observado un cambio de tendencia debido a la recuperación de la actividad extraordinaria en los hospitales y la implicación de los profesionales médicos.

El consejero destacó que algunas especialidades quedaron desiertas en el acuerdo marco quirúrgico y se están estudiando formas para concertarlas.

En cuanto a la demora media asistencial, esta se sitúa en 173 días debido a que los programas de actividad extraordinaria hospitalaria no compensan el número de pacientes en lista de espera. Sin embargo, se espera corregir la demora este año.

En relación a las listas de espera de consultas, se ha observado una reducción significativa debido a la reorganización de la información y la priorización de las primeras consultas. Sin embargo, hay una gran desigualdad entre hospitales, especialmente en el caso de Laredo, donde se espera corregir esta situación con más plazas médicas.

La lista de espera de pruebas diagnósticas también ha disminuido, pasando de unas 44,000 personas en junio a 35,000 en diciembre.

Se ha destacado el esfuerzo realizado para modificar el sistema de información, ya que había pacientes en espera que el sistema no era capaz de detectar. Se espera que con las modificaciones realizadas, se pueda mejorar la detección de estos pacientes.

En relación al Hospital Comarcal de Laredo, se ha señalado la necesidad de incorporar facultativos en todas las especialidades que actualmente no se cubren. Se tiene la intención de ofertar un contrato de plazas de difícil cobertura a través de un concurso, con el compromiso de permanencia y la posibilidad de obtener la plaza en propiedad.

En cuanto a la admisión de médicos extracomunitarios, se ha indicado que se considera favorable, siempre y cuando cumplan con el MIR y se comprometan a un periodo de tres años. Se considera que el MIR es una garantía y prescindir de él supone riesgos innecesarios.

Por otra parte, se ha informado que actualmente se prevén jubilaciones en atención primaria y hospitalaria, lo que sumado al déficit asistencial existente dificulta la cobertura de plazas. Aunque se espera que muchos de los médicos jubilados prorroguen su contrato, la Consejería ofrecerá a los residentes que finalicen el MIR en octubre plazas de difícil cobertura en atención primaria.