• sábado 24 de septiembre del 2022

La película 'Hazlo por mí', del cantabrio Álvaro de la Hoz, se estrena el 30 de junio en el Palacio de Festivales

img

SANTANDER, 22 Jun.

La película 'Hazlo por mí', apuntada por el cantabrio Álvaro de la Hoz, y rodada íntegramente en la zona, se estrenará el jueves próximo, 30 de junio, en la Sala Pereda del Palacio de Festivales de Cantabria, nueve años una vez que se pusiera en marcha su producción.

El vicepresidente de Cantabria y asesor de Cultura, Pablo Zuloaga, la directiva general de Acción Cultural; Gema Agudo; el directivo de la cinta, Álvaro de la Hoz; y la directiva de arte y vestuario, Marta Solano, han anunciado este miércoles el primer extenso film de la productora cantabria Burbuja Films, de la que De la Hoz y Solano son fudnadores.

El 30 de junio, a las 20.30 horas, y con entrada libre hasta llenar aforo, el público va a poder gozar de esta película sin dependencia que se ha grabado en sitios de Cantabria como el San Roque de Riomiera, Selaya, Villacarriedo, Vega de Pas, Torrelavega, Santoña o Santander.

La película, de género dramático y de 92 minutos de duración, cuenta en su reparto con el actor cantabrio Luis Oyarbide (fallecido en 2016) y la principiante Zoe Pérez, y cuenta la crónica de Raquel, una joven de 16 años que entabla amistad paternal con un enigmático vecino que va a dar un giro inesperado a su historia en un instante raro y también inesperado.

Es una obra "simple", con guion de Pedro Pablo Picazo, que "si bien no quiere cambiar el cine, sí que busca emocionar al espectador", expresó el realizador cantabrio, quien asimismo participó en el montaje de la película y fué el compositor de la música.

Para el directivo, poder enseñar la película piensa una sensación "muy enternecedora", puesto que, según dijo, desde el instante en que creó al lado de Solano la productora Burbuja Films, siempre y en todo momento se pusieron el reto de realizar un extenso film, imaginando a lo largo de los rodajes el poder presentarla cualquier día al público en el Palacio de Festivales.

Ese instante ha retrasado en llegar 9 años, puesto que empezó en 2013, pero al tratarse de una película de bajo presupuesto, el rodaje se hizo en distintas fases y se extendió a lo largo de prácticamente un par de años. A partir de ahí, la posproducción (montaje, corrección de color y sonido, etcétera.) asimismo se prolongó por la pequeña proporción de personas que trabajaban en el emprendimiento.

De la Hoz ha aceptado que el hecho de trabajar en esos panoramas "sensacionales" como los de Cantabria, asimismo condicionaba la calidad de ciertos puntos especialistas, "singularmente el sonido", explicó, que a veces no era captado apropiadamente debido al viento y el tiempo de la región.

En este sentido, explicó que para reparar ciertas tomas se decidió plegar múltiples situaciones, pero con el fallecimiento de Oyarbide no fue viable, con lo que por medio de una compañía de Bilbao, se logró prosperar el audio realizando una "limpieza digital" del sonido.

Esto llevó "un buen tiempo" y "muchas sesiones en Bilbao oyendo y oyendo", según indicó el directivo, que asimismo ha atribuido la duración del desarrollo a su "perfeccionismo" y al de la productora.

El realizador cantabrio, que solo tiene buenas expresiones para Luis Oyarbide, ha detallado que la película se realizó "pensando en él desde el instante en que se escribió el guion", y ha reconocido que de forma informal acostumbraban a referirse a la cinta como "La OyarMovie", pues "era su extenso film".

De la Hoz ha complacido el ahínco colectivo "realmente bonito" de todos y cada uno de los implicados en la película, como actores, aparato que conocieron en reportajes precedentes y que se fueron sumando al emprendimiento "de forma desinteresada", competidores que aportaron dinero a través de 'Corwdfunding', e inclusive a ciertas compañías cántabras como Sobaos Joselín, que les obsequió sus modelos para "ofrecer energía" al grupo en los rodajes, o la peluquería Macavi de Santander, que se hizo cargo del diseño del peinado de los personajes principales.

Marta Solano ha señalado que en el instante en el que se empezó a rodar no había ayudas como las de en este momento, algo que asimismo complicó la producción, por este motivo, ha complacido que actualmente el Gobierno de Cantabria apoye la civilización y ofrezca ayudas para estos proyectos.

Así, Zuloaga ha recordado que su Consejería sigue apoyando la civilización audiovisual, lo que deja producir "novedades poco comúnes como la de el día de hoy" y poder enseñar al planeta esta película que "sale a la luz tras 9 años". Y ha subrayado que las subvenciones a la civilización asimismo procuran fomentar el empleo y la industria.