Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

La presidenta de Cantabria y sus consejeros se beneficiarán de un aumento del 6,9% en sus salarios en 2024.

La presidenta de Cantabria y sus consejeros se beneficiarán de un aumento del 6,9% en sus salarios en 2024.

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, y los consejeros recibirán un aumento salarial del 6,9% el próximo año. Esta medida establece que la presidenta cobrará un euro más que el resto de altos cargos, mientras que los consejeros seguirán percibiendo un sueldo inferior. Hasta ahora, en Cantabria, los directores generales y los jefes de gabinete reciben un salario más elevado que el presidente y los consejeros. Los consejeros, por ejemplo, ganan 6.000 euros menos al año que sus jefes de gabinete.

Esta decisión fue anunciada por la consejera de Presidencia, Isabel Urrutia, en una rueda de prensa celebrada el martes. Urrutia explicó que esta medida se llevará a cabo a través de una enmienda al proyecto de Presupuestos Generales de Cantabria, que será presentada por el Grupo Popular. Se ha comunicado esta iniciativa al resto de grupos políticos.

El objetivo de esta medida es corregir un "desequilibrio incomprensible, carente de lógica y único en España", que implica que cargos con menos responsabilidad tengan un sueldo más alto que los miembros del Consejo de Gobierno. Se espera que esta enmienda sea aprobada junto con el Presupuesto, lo que resultará en un gasto total de 25.163 euros. En consecuencia, la presidenta cobrará 70.083 euros al año, un euro más que los directores generales y jefes de gabinete. Por otro lado, los consejeros percibirán 66.983,21 euros, incluso menos que los altos cargos mencionados anteriormente.

El incremento salarial del 6,9% para el próximo año incluye la subida del 2,5% para todos los empleados y cargos públicos de España, así como un 4,4% adicional para corregir la anomalía existente en las retribuciones de la presidenta y los consejeros en comparación con los demás altos cargos. Urrutia subrayó la necesidad de equiparar el sueldo de la presidenta al de los altos cargos del Gobierno, ya que resulta incomprensible que el máximo representante de Cantabria gane menos que alguien con menos responsabilidad.

La consejera resaltó que esta medida busca revertir una situación inaceptable que se ha producido en Cantabria desde 2010, cuando el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero estableció recortes salariales para los empleados públicos. Urrutia recordó que a partir de ese momento, los directores generales y jefes de gabinete comenzaron a ganar más que los miembros del Consejo de Gobierno.

El anuncio inicial de este aumento salarial generó críticas por parte de la oposición, que utilizó esta información de manera demagógica y populista. Ante esto, la presidenta decidió renunciar a la subida salarial para evitar desviar el debate sobre la aprobación de los presupuestos más sociales y reales de la historia de Cantabria. Sin embargo, se presentará una enmienda del PP para revertir esta situación de desequilibrio salarial.

La consejera aseguró que esta medida busca corregir un desequilibrio que no existe en ninguna otra comunidad autónoma, ayuntamiento o empresa. Además, destacó que los consejeros han renunciado a un aumento mayor por considerar que no es el momento adecuado para una subida más sustancial durante los primeros meses de la legislatura.

En cuanto a la posibilidad de reducir los salarios de los altos cargos, Urrutia afirmó que el Gobierno no ha considerado esta opción debido a que no son responsables de la decisión tomada en 2010. Argumentó que reducir los salarios podría dificultar la atracción de personal cualificado para ocupar dichos cargos.

Finalmente, Urrutia confirmó que se ha mantenido comunicación con todos los grupos parlamentarios en relación a esta medida, incluido el PRC, partido político que apoyó el proyecto presupuestario. La idea de equiparar los salarios al nivel de 2010 y corregir la situación anómala ha sido discutida con todos los grupos en diversos momentos, incluyendo la presentación de esta enmienda.