• martes 7 de febrero del 2023

La RA acerca al visitante el arte parietal de la gruta de Hornos de la Peña

img


SANTANDER, 12 Dic.

Una app de RA deja desde este momento arrimar el arte parietal de la gruta de Hornos de la Peña al visitante ya que, a pesar de que la calidad técnica de su mucho más de cien representaciones es "pasmante", resultan bien difíciles de ver por su grabado "en especial fino".

Así lo explicó el día de hoy en rueda de prensa Olivia Rivero, estudiosa primordial de esta cavidad de San Felices de Buelna, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, y promotora de esta idea que ha financiado el Ministerio de Cultura con 96.000 euros.

La novedosa app da 2 opciones: ver en nuestra cavidad --cuyas visitas son muy limitadas, de 4 personas en todos y cada pase-- las representaciones mediante situación virtual sobrepuesta a los trazos auténticos; o gozar de la versión completa en el centro de interpretación del arte prehistórico que se va a abrir próximamente en Puente Viesgo.

La app hoy en día deja al guía enseñar a los visitantes diez representaciones dentro de la gruta --que acoge mucho más de cien fundamentos figurativos-- como un caballo que se puede observar en tres dimensiones y tres ciervas.

En este sentido, se podrían integrar mucho más manifestaciones artísticas, como asimismo prolongar esta clase de app a otras grutas para hacer más simple su disponibilidad al público.

La presentación de este nuevo recurso tuvo rincón en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) con la asistencia del vicepresidente y asesor de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga; el directivo de Cuevas Prehistóricas de Cantabria, Roberto Ontañón; aparte de la citada la estudiosa de la Universidad de Salamanca, Olivia Rivero, y entre los programadores de la app, Antonio Dólera.

Zuloaga ha recordado que el Gobierno de Cantabria transporta financiando desde 2013 las campañas de investigación en Hornos de la Peña, lo que ha permitido el análisis y restitución de varios de sus elementos tal como la identificación de figuras nuevas de arte paleolítico.

El asesor puso en valor que la novedosa app dejará al visitante interaccionar con el arte prehistórico de la gruta, "que en ocasiones puede ser bien difícil de ver". Ahora, a través de RA, se proyecta el calco de las causas rupestres sobre la piedra que los acoge en el mismo instante, lo que posibilita su entendimiento.

"La aplicación dejará ver, por medio de la proyección que hace el guía, los trazos de la pared", con lo que la visita va a ser "mucho más alcanzable y mucho más atrayente", al paso que Cantabria, con diez grutas Patrimonio de la Humanidad, da "un paso mucho más en la digitalización del arte paleolítico para llevarlo a cabo mucho más alcanzable al público por norma general", ha señalado Zuloaga.

Por su parte, Rivero explicó que la app, que ha supuesto un año de trabajo, brotó en el momento en que verificó que varios visitantes tenían adversidades para poder ver el arte de las paredes de esta gruta "particular" del arte prehistórico, que tiene mucho más de 30.000 años de secuencia gráfica.

"Es una cavidad que estuvo ocupadísima, muy decorada, pero asimismo sufrió varios avatares durante su crónica y en la actualidad el estado de visibilidad de sus fundamentos gráficos está muy deteriorado en ciertos casos y se ve con poca claridad", indicó.

Mientras, Dólega explicó que la app es "una ventana" que deja ver los trazos de los grabados mucho más finos y ha señalado que su intención, alén de la técnica, es "poder trasmitir emoción" a quienes los se dan cuenta en la roca.

En relación a Hornos de la Peña, Ontañón indicó que su ingreso está muy limitado, on-line con la gruta de Chufín, por el hecho de que si bien la cavidad "no es pequeña", los corredores son estrechos, hay una región donde es requisito agacharse y una parte de los cuadros decorados están en un espacio donde los visitantes los tienen la posibilidad de rozar.

La cavidad fue ocupada a lo largo del Paleolítico Medio y Superior y fases de la Prehistoria Reciente. Las manifestaciones artísticas, paleolíticas, son asignables al periodo Gravetiense (grabados del vestíbulo) y Magdaleniense (santuario interior).

Entre su grupo prehistórico resalta un caballo grabado en el exterior por su enorme antigüedad y por ser entre los pocos grabados exteriores que aún se preservan en la Cornisa cantábrica.

Su paso hacia el interior por un ajustado corredor de escasa altura transporta a otro tiempo. En la última salón se concentran la mayor parte de las imágenes, de 15.500 a 13.000 años de antigüedad. A una parte de las representaciones de caballos, cabras, uros y bisontes, llama la atención una figura humana, desviste y con los brazos en prominente, cuya combinación con letras y números de animal, le asignan alguna vinculación a lo chamánico y espiritual.

Más información

La RA acerca al visitante el arte parietal de la gruta de Hornos de la Peña