Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

"La UC lidera iniciativa para recolectar plástico marino y convertirlo en energía"

Un innovador proyecto denominado 'PLAST4H2', coordinado por la Universidad de Cantabria (UC), se llevará a cabo en el mar Cantábrico con el objetivo de recoger plásticos para convertirlos en H2, energía y ecoplásticos. Participan socios de España, Francia, Portugal e Irlanda, incluyendo a MARE, que se encargará de caracterizar y recopilar información sobre los residuos.

La UC lidera esta iniciativa a través de su Departamento de Ingenierías Química y Biomolecular, contando además con la participación de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno regional a través de la empresa pública MARE.

Con una financiación de 1,5 millones de euros del programa INTERREG Atlantic Área y una duración de tres años, este proyecto busca combatir la contaminación por plásticos en el Espacio Atlántico mediante la circularidad y sostenibilidad, convirtiendo los residuos plásticos en productos de alto valor añadido como el hidrógeno.

La iniciativa implica una colaboración transnacional que incluye a empresas, universidades, gobiernos y sociedad civil. Entre los siete socios participantes se encuentran universidades e institutos tecnológicos de España, Portugal e Irlanda, empresas privadas y públicas, así como una ONG, Innoceana de España.

MARE llevará a cabo acciones de caracterización de los plásticos recolectados en las playas de Cantabria, así como actividades de sensibilización y educación ambiental sobre el problema de la contaminación por plásticos en el mar. Se centrará en un plan de muestreo y caracterización de residuos en el litoral de Cantabria, y en la recopilación y análisis de información sobre la gestión de residuos plásticos en la región.

Por su parte, la Universidad de Cantabria desarrollará dos plantas piloto para la purificación de corrientes generadas tras la valorización de plásticos residuales, así como para la transformación de microplásticos marinos mediante tecnologías de fotocatálisis. Además, se encargará de realizar estudios de análisis de ciclo de vida y huella de carbono de los sistemas de gestión de plásticos.

El proyecto comenzará con una etapa de detección de plásticos en zonas marinas y playas, seguida de tres campañas de recolección, incluyendo un barco especializado para la tarea en alta mar, la recolección en playas por parte de MARE, y la recogida de plásticos del suelo marino por la ONG Innoceana. Posteriormente, se caracterizarán los plásticos recogidos y se procesarán para obtener hidrógeno en una planta piloto en Irlanda.

Finalmente, se evaluará la sostenibilidad de la conversión de plásticos en productos de alto valor añadido, y se llevarán a cabo campañas de sensibilización sobre la contaminación y el uso responsable de plásticos en la sociedad, según ha informado el Gobierno en un comunicado de prensa.