• domingo 25 de septiembre del 2022

La vivienda La Pereda va a abrir sus puertas el 1 de septiembre, tras 14 millones de inversión

img

SANTANDER, 24 Ago.

La novedosa vivienda de mayores La Pereda va a abrir sus puertas el próximo 1 de septiembre, tras una inversión total de 14 millones de euros por la parte de la compañía 'Mundiresidencias', que ha realizado las proyectos y va a ser responsable de su administración.

El centro tiene 91 habitaciones particulares, 45 dobles y 2 pisos tutelados de 13 personas cada uno de ellos, con lo que puede acoger hasta 181 habitantes y 30 mucho más en el centro de día. Todos ellos van a ser atendidos por trabajadores expertos en diferentes áreas, de los que 27 se han incorporado este miércoles al centro.

A estos últimos, elegidos mediante la Agencia de Desarrollo Local, han ante este miércoles la bienvenida la regidora Gema Igual; el concejal de Servicios Sociales, Álvaro Lavín; el encargado de Mundiresidencias, Jesús López, compañía que ha realizado las proyectos y se ocupará de la administración; y la directiva del centro, Mara González.

Según han explicado, la compañía ha listo un plan para acoger a quienes ahora hicieron su reserva para ingresar, mucho más de 70 hasta la actualidad, que se van a ir trasladando de tres en tres cada día de lunes a viernes a fin de que la atención sea mucho más progresiva y centrada en cada uno de ellos. Lo mismo va a ocurrir con los trabajadores, que se van a ir incorporando conforme aumenten los habitantes, hasta lograr el centenar sosprechado.

Los trabajadores son expertos en el ámbito de la atención sociosanitaria a personas dependientes y la promoción y avance de la autonomía personal, como médicos, Diplomado Universitario de Enfermería (DUE), gerocultores, trabajadores sociales, psicólogos, socorrieres de farmacia, fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales, entre otros muchos, tal como personal para recepción, lavandería y servicios.

El coste medio por mes rondará los 1.850 euros en una habitación doble y los 2.300 en una individual, precio que puede cambiar según la dependencia del habitante.

Igual ha detallado que el Ayuntamiento y Mundiresidencias La Pereda han coordinado múltiples líneas de acción conjuntas para la realización de proyectos que dejen una mayor eficacia en la utilización de las actuaciones y elementos libres, y por este motivo, se marchan a reservar 5 plazas en vivienda y 5 en el centro de día para vecinos censados en Santander, en condiciones provechosas para ellos.

La decisión de ingreso a las plazas va a correr a cargo de forma exclusiva del Ayuntamiento, que designará esas personas que tengan las pretensiones sociales y de edad para el ingreso en el centro, a unos costos provechosos como plaza pública.

Los requisitos imprescindibles van a ser ser mayor de 65 años, y estar empadronado en Santander. Para ello se aprobará un trámite de adentro municipal que va a recoger los criterios de ingreso.

La regidora ha destacado la relevancia de centros de esta clase donde se da cobertura a la salud y el precaución de la gente mayores, y ha señalado que exactamente este colectivo fué entre los mucho más castigados y damnificados por la pandemia.

Al respecto, ha recordado que desde el Ayuntamiento se desarrollan distintos programas con personas mayores y se habla siempre y en todo momento de que contengan su autonomía en sus casas el mayor tiempo viable, por medio de programas como la teleasistencia o la contribuye a residencia.

Por último, indicó que con la puesta en marcha de la vivienda los mayores de Santander se marchan a favorecer de la extendida experiencia de sobra de 15 años del conjunto Mundiresidencias. "Podrán estar en las mejores manos, con buenos expertos y en el más destacable ambiente", ha señalado.

La Residencia La Pereda es un "centro puntero" que tiene la "mucho más alta teconología", tanto en lo relativo a las estancias como los servicios, con puntos renovadores como el jardín terapéutico Palmlöf, el primero de estas peculiaridades en la red social cantabria, con zonas concretas para el acercamiento familiar.

Las dependencias del centro, que apuesta por la Atención Centrada en la Persona (ACP) y libre de contenciones físicas y farmacológicas, tienen dentro distintas Unidades de Convivencia, para un máximo de 13 personas, con zonas recurrentes independientes con salón, comedor y cocina tipo office propia.

Entre sus servicios, dipondrá de peluquería y podología, salón de pintura y manualidades, huertos amoldados, sesiones de cine del día a día, comedores privados para familiares, biblioteca y lavandería.

Los menús se realizarán en nuestro centro, además de esto se efectuará comida texturizada para personas con disfagia o inconvenientes de deglución debidos a un ictus o a la falta de piezas bucales.

Respecto a los servicios sanitarios, incorporará con medico presencial períodico, enfermería 24 h, servicio de farmacia administrado por personal especializado, logopedia, neuropsicología, terapia ocupacional y un aparato médico con sicólogo, traumatólogo, psiquiatra y neurólogo.

Asimismo, va a tener un centro experto en rehabilitación, con herramientas como un bipedestador rehabilitador, camilla thermo-spa y las resoluciones 'Rehadigit', 'Vitalstim Agregado', 'Aparato Winback' y 'Motomed Viva 2'.

Más información

La vivienda La Pereda va a abrir sus puertas el 1 de septiembre, tras 14 millones de inversión