• martes 21 de marzo del 2023

Los hosteleros cantabrios van a poner en marcha un protocolo frente casos de acoso o agresión sexual

img

SANTANDER, 14 Mar.

Los hosteleros cantabrios van a poner en marcha un protocolo que ayuda de guía para accionar frente ocasiones de acoso o agresiones sexuales entre clientes del servicio en sus establecimientos, con medidas como señalética, capacitación a los trabajadores y un espacio seguro para la víctima.

Así lo anunció la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC), que participó "activamente" en este protocolo, consensuado en el transcurso de un acercamiento en Palencia entre Hostelería de España y representantes de la Policía Nacional, y que tiene dentro, tanto medidas ajustables desde nuestro lugar y otras complementarias, como información para los clientes del servicio.

Para comunicar proposiciones y anunciar su contenido, se han pedido asambleas con los ministerios de Igualdad, Interior y Turismo, explicó la asociación en un aviso.

Para el presidente de la AEHC, Javier Bedia, hablamos de dotar a los establecimientos y a los hombres de negocios de una herramienta a fin de que sepan de qué manera accionar frente a una situación de este género y poder resguardar a la víctima de la manera mucho más instantánea.

Los locales que se adhieran a este protocolo como 'Local activo frente probables ocasiones de acoso o agresión sexual entre clientes del servicio' deberán tener información y señalética aparente para los clientes del servicio con las normas a continuar frente a una situación de acoso o agresión.

También van a deber tener un espacio seguro en el que logre mantenerse la víctima hasta el momento en que las autoridades y/o asistencias logren atenderla apropiadamente.

Además, la dirección y trabajadores del lugar deberán efectuar un desarrollo de capacitación homologada, con particular dedicación del departamento de seguridad y control de ingreso.

Según ha detallado la asociación, la información aparente para los clientes del servicio debe argumentar el modo perfecto de seguir y los procedimientos que se deben llevar a cabo a fin de que el plantel se ponga predisposición de la víctima y se active el protocolo, con el traslado de esta a un espacio antes preciso en el que aguardar la llegada de los servicios de policía y atención especialistas sobre aviso por los usados.

Los establecimientos tienen la posibilidad de llevar a cabo medidas complementarias, como garantizar la disponibilidad de grabaciones de cámaras de supervisión frente probables indagaciones siguientes; y capacitación concreta para el plantel de seguridad y de control de accesos. Además, se aconseja no modificar los elementos que hayan podido intervenir en lo ocurrido.

Hostelería de España dará con carácter gratis a sus socios el archivo de declaración responsable, un propio de adhesión al protocolo y la señalética, sesiones formativas para el plantel y la dirección y asimismo un consejos jurídico concertado con el despacho Cremades y Calvo Sotelo para el estudio de cada situación y viable actuación como acusación especial.

Más información

Los hosteleros cantabrios van a poner en marcha un protocolo frente casos de acoso o agresión sexual