Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Médicos de Atención Primaria protestarán por nuevo sistema de gestión de la demanda.

Médicos de Atención Primaria protestarán por nuevo sistema de gestión de la demanda.

El Foro de Atención Primaria de Médicos de Cantabria organizó una asamblea en la que se acordó por unanimidad que el Servicio Cántabro de Salud (SCS) elimine el nuevo sistema de gestión de la demanda y se inicien movilizaciones en protesta contra este modelo. Argumentan que supone una "pérdida del control" de las citas en sus consultas, generando una atención "despersonalizada e inflexible" con las necesidades de pacientes, médicos y demás personal de los centros de salud.

Los 60 médicos presentes en la asamblea han decidido comenzar a movilizarse con concentraciones en los centros de salud, escribir cartas dirigidas a los responsables del SCS solicitando la eliminación del nuevo sistema y realizar acciones con las asociaciones de pacientes para explicar las consecuencias de una medida que consideran "electoralista".

Estos médicos consideran que la medida "solo busca la reducción de las listas de espera de Atención Primaria" y no piensa en las necesidades de los pacientes ni en la autonomía que necesitan los profesionales para desarrollar su trabajo con eficiencia. Además, solicitan la ayuda de sociedades científicas nacionales y de la Organización Médica Colegial de España (OMC) para apoyar su postura y no descartan acudir a los tribunales para que "su autonomía como facultativos no se vea mermada por un sistema" que, según dicen, "secuestra su agenda y atenta contra la calidad asistencial que debe ofrecer la Atención Primaria".

Las acciones ya están organizadas con un grupo de representantes de centros de salud de la región, que serán los portavoces del colectivo profesional y le informarán de cada movimiento para "conseguir recuperar el control de la demanda por parte de los médicos", condición que ven "indispensable" para una correcta relación médico-paciente.

Pese a estas protestas, desde el SCS han reiterado que este sistema es fruto del acuerdo que puso fin a la huelga que tuvo lugar en noviembre impulsada por el Sindicato Médico. Además, han defendido que el nuevo sistema es "bueno" para la Atención Primaria y con él "se está mejorando la accesibilidad de los usuarios y disminuyendo la burocracia" de los facultativos. Asimismo, han destacado que se está trabajando en su implantación y solventando las dificultades con los profesionales y los coordinadores de centros.