• sábado 01 de octubre del 2022

Mircea Cartarescu piensa que un artista ha de ser "innovador" y sostener su independencia frente a las opresiones políticas

img

Muestra en la UIMP su nuevo libro 'El ala derecha', la tercera distribución de su trilogía 'Cegador'

SANTANDER, 30 Ago.

El poeta, escritor y crítico literario rumano Mircea Cartarescu cree que el papel del artista en la sociedad es el de ser un "innovador" y sostener siempre y en todo momento su "independencia interna" frente a los diferentes géneros de opresión que ejercita cada sistema político.

Así lo dijo este martes en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde dirige el curso magistral sobre 'Literatura y otros diablos' y va a ser ungido el jueves, 1 de septiembre, como doctor honoris causa de la institución académica.

El poeta ha aprovechado la ocasión para enseñar su nuevo libro, 'El ala derecha', la tercera distribución de su trilogía 'Cegador'.

El escritor ha señalado el poder que tiene la literatura, la poesía y el periodismo para influir en el progreso de la sociedad. Sin embargo, ha recordado los periodos de enorme censura en los principios de su trayectoria como escritor a lo largo de en Rumanía, que "se sentía toda vez que se deseaba difundir" pues los intelectuales "jamás cooperaban con el Gobierno" y eran "disidentes".

En este sentido, ha opinado que hoy en día asimismo existe otro género de censura ocasionada por la religión o asimismo por los "extremismos" políticos y también ideológicos, algo con lo que está "completamente en contra" y con lo que trata de no posicionarse ni en la parte conservadora ni en la progresista.

"Las dos partes tienen cosas buenas pero asimismo están los extremos, y yo siempre y en todo momento he estado en oposición a toda clase de exagerados", ha proclamado el asimismo periodista, quien ha añadido que procura elegir sus valores "cogiendo lo bueno de todos y cada uno de los lados pero sin irse totalmente a la derecha o a la izquierda" para eludir el "desequilibrio" y que "el barco se hunda".

Por ello, Cartarescu cree que la figura del poeta siempre y en todo momento estuvo en oposición a cualquier sistema político, por el hecho de que "no hay ninguno bueno", y a su juicio, "la democracia es el menos malo".

El artista, a su juicio, debe "ser libre" y "estar en oposición a cualquier clase de opresión" ejercida por cada régimen político, pues, según dijo, "todos de ellos tienen un nivel de opresión", si bien ha matizado que jamás comparará un una democracia con una dictadura, donde "padecen los derechos humanos".

Así, el poeta ha insistido en que un artista ha de ser "como un pájaro libre" que debe negar cualquier clase de jaula, "aun una de oro", y que la literatura, la poesía o la música tienen "algo subversivo" que hacen "sospechosos" a los artistas frente a la mirada de los políticos.

Sobre el curso que está realizando en la UIMP, el escritor rumano ha señalado que es un "genuino sueño", en tanto que se constituye de cinco sesiones en cinco días en las que charla de literatura, que es "su enorme pasión".

Respecto a su investidura como doctor honoris causa, enfatizó que es un "enorme honor" recibir este título de entre las universidades de todo el mundo "mucho más reconocidas de todo el mundo", una "culminación de su trayectoria" como escritor y una "enorme alegría".

Más información

Mircea Cartarescu piensa que un artista ha de ser "innovador" y sostener su independencia frente a las opresiones políticas