• miércoles 28 de septiembre del 2022

Mircea Cartarescu reclama la poesía como "forma de vida" y promesa frente a las adversidades

img

El escritor fué ungido 'doctor honoris causa' por la UIMP

SANTANDER, 1 Sep.

El poeta, escritor y crítico literario rumano Mircea Cartarescu ha reivindicado el papel de la poesía como "forma de vida" alén de su valor a nivel artístico, tal como el "optimismo" y el poder "esperanzador" que tiene para contribuir a la multitud a sobrepasar las adversidades de la vida y "continuar adelante".

A través de tres pequeñas historias orientales, Cartarescu, que fué ungido este jueves 'doctor honoris causa' por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), expresó lo que para él piensa la poesía, que "no solo es un arte o redactar poemas", sino más bien asimismo sabiduría y una "forma de ver las cosas, de estar conectado con el destino humano".

"Siempre y en todo momento he planeado que todos habitamos un enorme poema, que somos individuos de una enorme novela o poema como es la creación", ha manifestado el escritor, quien cree que la poesía es "universal" y puede hallarse en "todas y cada una partes" y en cualquier ámbito de la vida como en las matemáticas o la física. "En el momento en que los matemáticos charlan, por servirnos de un ejemplo, de una bonita demostración, esa hermosura estética es poesía", ha precisado.

Así, en la primera de las pequeñas historias que ha contado a lo largo del acto de investidura, un hombre esencial recogía todos y cada uno de los libros de todo el mundo para conseguir toda la civilización y sabiduría del humano sobre la vida, pero frente a la proporción de información, iba pidiendo a los sabios que concentrasen todo ese conocimiento primero en un solo libro, entonces en una página, después en tres expresiones, y al final en una: "Quizás".

Cartarescu ha contado que la palabra elegida por los sabios representa que lo único que garantiza la supervivencia del humano en el planeta es "la promesa". "La promesa es lo que nos hace continuar adelante, lo que nos hace continuar viviendo día a día, si no tuviéramos promesa no podríamos soportar las adversidades de la vida, por el hecho de que la vida es dura", enfatizó el artista, para el que "la poesía es promesa" pues siempre y en todo momento mira "hacia el futuro".

En segundo rincón, y mucho más arraigado a la vertiente artística de la poesía, ha subrayado la relevancia de la "facilidad" en todas y cada una de las áreas de conocimiento mediante una anécdota budista donde un profesor le enseña a su aprendiz el valor de entender enseñar su extenso conocimiento de forma sencilla y específica, yendo "directo hacia el corazón del lector" sin ser exageradamente técnico. "Esa es la perfección", dijo.

Finalmente, con su tercera anécdota ha incidido en que la sabiduría es "tener la cabeza abierta" y admitir el criterio de otra gente, meditar de una manera relativa y estimar que uno no posee la realidad absoluta, pues, ha insistido, "quienes suponen que tienen la realidad absoluta son los exagerados" que "piensan más que nada y no admiten a quien no piensa como ellos".

En este sentido, ha señalado que la poesía es "la cosa mucho más abstracta que hay", algo que siempre y en todo momento está mudando y que la sociedad precisa si bien no sea "consciente" de esto. "La poesía nos asiste a vivir, a subsistir, por el hecho de que está concentrada en solo una palabra: Quizás", ha concluido Mircea Cartarescu.

Sobre ser ungido como 'doctor honoris causa' por la UIMP, Cartarescu se mostró "muy complacido" y indicó que "pertence a los días mucho más lindos de su historia". Además, ha señalado el "admirable" trabajo de la institución a lo largo de los días que pasó en Santander.

"Pienso que estáis realizando un noble trabajo prestando asistencia a la gente a desarrollar sus habilidades y transformarse en gente letrada y extraordinaria", ha destacado el asimismo enseñante sobre la UIMP, quien ha asegurado sentirse "muy favorecido" por recibir esta distinción y por haber, más que nada, dedicado su historia a la docencia, que es "precisamente lo que deseaba llevar a cabo", aparte de cumplir su sueño de ser poeta.

Por ello, ha señalado que ser instructor es "entre las profesiones y vocaciones mucho más nobles que alguien tiene la posibilidad de tener, por el hecho de que significa hacer y también inventar el futuro, y contribuir a la gente a ser ellos mismos y comunicar el saber con las novedosas generaciones".

Durante el acto, y antes que el escritor recibiera las condecoraciones como nuevo doctor 'honoris causa' de la UIMP, su madrina y encargada de leer la 'laudatio', Fanny Rubio, hizo un paseo por la vida y trayectoria profesional de Cartarescu, poniendo en valor su pelea frente a la censura de Rumanía a lo largo de su juventud.

También ha contado que frente esa crueldad y censura nacieron los versistas como él, "fuerte", que jamás se rindieron frente a la búsqueda de la independencia, y ha subrayado la calidad de sus proyectos.

Por su parte, el rector de la UIMP, Carlos Andradas, ha recordado que tras otras enormes personalidades que fueron nombradas doctor 'honoris causa' de la institución a lo largo de las últimas semanas (Jaume Plensa y Luisa De Cola), el día de hoy es el momento de "a un escritor magistral y con una imaginación desbordante que transformó el panorama literario rumano, europeo y mundial".

Más información

Mircea Cartarescu reclama la poesía como "forma de vida" y promesa frente a las adversidades