• lunes 26 de septiembre del 2022

Montero desecha la reforma fiscal pero se aprobará un impuesto plus para las eléctricas

img

La ministra resalta la "capacidad de diálogo y de comprensión" en el Gobierno de España

SANTANDER, 6 Jul.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, confirmó el día de hoy en Santander que desecha una reforma fiscal completa más allá de que ha asegurado que se aprobará un nuevo impuesto para las eléctricas que va a entrar en vigor en 2023 pero con relación a los resultados positivos de este año.

Montero, en afirmaciones a los medios antes de abrir el curso 'El cumplimiento tributario' en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha señalado que se retrasa la reforma fiscal completa por la coyuntura económica "dificultosa" por el aumento de la inflación --cuya evolución para los próximos meses "preocupa" al Gobierno-- y la guerra de Ucrania, si bien el Gobierno quiere una "redistribución" y "un reparto mucho más justo" de las ventajas que se logren estar provocando con ocasión del conflicto armado y sus secuelas.

En este sentido, ha reafirmado que el Ministerio trabaja en la fiscalidad sobre las compañías energéticas. "Nuestro propósito es que entre en vigor en el año 2023 pero en relación a las ventajas del año 2022", dijo.

La ministra ha señalado que la fiscalidad es una herramienta para atender las pretensiones de los ciudadanos, y ahora mismo es requisito poner el acento en las medidas que se derivan de llevar a cabo en frente de las secuelas de la coyuntura económica.

Respecto a eso que espera que la asamblea que festejan el día de hoy los agentes sociales sobre el pacto de rentas, Montero ha reiterado que al Gobierno le parecería "bueno" un convenio pues dejaría a familias y compañías "ser capaces de continuar recorriendo esta situación de inflación que está durando mucho más de lo que se tenía sosprechado".

Por tanto, la ministra espera que se logren ir "acercando posiciones" sobre el pacto de rentas que bajo su punto de vista --si bien es una negociación bilateral entre patronal y sindicatos-- debería contemplar "como es natural" subidas salariales.

Este pacto, adjuntado con las medidas aprobadas por el Gobierno en los distintos decretos ley, "puede conformar un bulto terminado para ofrecerle a la ciudadanía la calma de que sus agentes sociales y su Gobierno se preocupan de sus inconvenientes y con el acuerdo y con el diálogo procuramos afrontarlos", ha considerado.

Además, los agentes sociales, dijo, "demostraron un papel y un patriotismo que no demostraron transformaciones políticas que ni están ni se les espera".

Al hilo, para Montero, la cuestión es cuál va a ser la situación del Partido Popular, que todavía no se pronounció.

"Quisiera que si existen algunas medidas en materia fiscal que ellos planteaban, no haya ningún inconveniente en que voten en pos del confort para las familias, de la bajada al 5% del IVA sobre la electricidad, de la bonificación del comburente, del aumento de las pensiones no contributivas o de las ayudas de 200 euros las familias" menos favorecidas, ha manifestado. "Quisiera que todo lo mencionado que es bueno para este país cuente con la aprobación del Partido Popular", ha reiterado.

Por otra sección, Montero aseguró que el Gobierno PSOE-Unidas Podemos está encarando "ocasiones muy complejas" con una "capacidad de diálogo y de comprensión" en su seno y asimismo con el resto de actores, y que el Ejecutivo contribuye "seguridad" al país.

Al ser preguntada sobre si las disconformidades entre los 2 asociados del Ejecutivo tienen la posibilidad de debilitarlo y complicar de esta manera la salida de la crisis, la ministra aseguró que la legislatura "no fué nada simple para ningún gobierno y singularmente para el Gobierno de España".

Sin embargo, ha valorado que la Administración de Pedro Sánchez "demostró durante todo este intérvalo de tiempo la solidez de sus convicciones y la aptitud de diálogo, que siempre y en todo momento ha encabezado no solo al interior del Gobierno, asimismo con los agentes sociales". "Por tanto, nos encontramos frente a una situación donde el Gobierno contribuye a este país seguridad y empatía con relación a los inconvenientes de los ciudadanos y asimismo políticas eficientes", aseguró.

Montero ha asegurado que el Ejecutivo se hizo cargo de los inconvenientes del día a día de los ciudadanos, como el alza de costos, "dando contestación en nuestras restricciones", pero asimismo estructurales, como el valor del gas, que son "indispensables" a fin de que las crisis no se afronten "a costa de la gente mucho más vulnerable o de la clase media", como pasó con la derecha, ha puntualizado.

"Pienso que lo nos encontramos probando", enfatizó, y ha asegurado que confía "de forma plena" en la "aptitud de diálogo, de reacción y de contestación frente a los inconvenientes que tienen los ciudadanos" del Gobierno de coalición.

Finalmente, la ministra ha señalado que España experimenta un desarrollo económico "muy robusto", en el ambiente del 4 por ciento; y registra "cantidades récord" en la generación de empleo, lo que es "un magnífico indicio de que la economía prosigue resistiendo y lo realiza de manera muy robusta".

Más información

Montero desecha la reforma fiscal pero se aprobará un impuesto plus para las eléctricas