• domingo 25 de septiembre del 2022

Multa de 1.800 euros por exhibicionismo en el aparcamiento de un centro comercial de Santander

img

Fiscalía y defensa han anunciado un escrito grupo de acusación frente al tribunal que hizo insignificante festejar el juicio

SANTANDER, 18 Jul.

La Audiencia Provincial de Cantabria ha culpado a un hombre al pago de una multa de 1.800 euros por un delito de exhibicionismo, por masturbarse enfrente de una menor y su madre en un estacionamiento público de un centro comercial de Santander.

El acusado se ha conformado con la pena pedida por la Fiscalía y su defensa en el escrito grupo que las dos partes han anunciado frente a la Sección Tercera de la AP, que tenía pensado festejar el juicio este lunes.

El escrito acordado, que se va a llevar a la sentencia, apunta que los hechos sucedieron en el mes de noviembre del año pasado en el aparcamiento subterráneo de unos enormes guardes de la ciudad más importante cantabria.

El implicado, "con intención de agradar su ánimo lúbrico", merodeó por el sitio "mientras que sacaba su pene de entre sus ropas y se masturbaba" a la visión de cualquier persona que pasara cerca de él.

En, especial, fue visto por una muchacha de diecisiete años con la que "había coincidido esa tarde múltiples ocasiones dentro del centro comercial, continuando el acusado con esa acción en el estacionamiento tras percatarse de que la menor y su madre estaban viéndole".

A continuación, ámbas mujeres salieron "corriendo para resguardarse en su vehículo frente a la perturbación sufrida con esa acción".

El escrito de calificación alto al tribunal a fin de que dicte sentencia califica los hechos como un delito de exhibicionismo, merecedor de una multa de 1.800 euros y también inhabilitación particular para trabajo u trabajo con menores de edad a lo largo de un par de años.

Más información

Multa de 1.800 euros por exhibicionismo en el aparcamiento de un centro comercial de Santander