Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Multitudinaria protesta en Santander en rechazo a la propuesta de amnistía, congregando a miles de personas

Multitudinaria protesta en Santander en rechazo a la propuesta de amnistía, congregando a miles de personas

Este pasado 8 de noviembre, más de 3.500 personas se han congregado en las inmediaciones de la sede del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Cantabria, ubicada en la calle Tres de Noviembre de Santander. El motivo de esta concentración ha sido mostrar su rechazo al acuerdo entre los socialistas y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), así como a la ley de amnistía propuesta por el ahora presidente en funciones, Pedro Sánchez.

Más tarde, alrededor de las ocho de la tarde, los manifestantes han bloqueado el tráfico en la zona de San Fernando, específicamente en el túnel de la calle Burgos, durante aproximadamente media hora. Durante este período, se han lanzado bengalas como forma de protesta.

Mientras la gran parte de los presentes permanecían en el lugar, coreando consignas a favor de la unidad de España y en contra de Pedro Sánchez, un grupo se ha dirigido a la Delegación del Gobierno, situada en la calle Calvo Sotelo. Esto ha llevado a una interrupción del tráfico en la zona, donde los manifestantes aún permanecían a las nueve de la noche.

Entre los asistentes se encontraban Laura Velasco y Emilio del Valle, concejales de Vox en el Ayuntamiento de Santander, así como la diputada Natividad Pérez. También se esperaba la presencia de la portavoz parlamentaria del partido, Leticia Díaz.

Bajo el lema "No a la amnistía", los manifestantes acudieron a la Alameda de Oviedo y la calle Vargas en respuesta a una convocatoria a través de redes sociales para concentrarse frente a la sede del PSOE a las 19:30 horas. Cabe destacar que esta concentración no contaba con permiso ni tenía convocantes conocidos, según confirmó la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones.

Poco a poco, los asistentes, portando numerosas banderas de España, pancartas, bufandas y paraguas en los colores rojo y amarillo, se fueron congregando en la Alameda y en la subida de la calle Eulalio Ferrer, que también quedó repleta de personas y es el acceso a la sede socialista, aunque esta se encontraba cerrada. Sin embargo, se podía percibir luz en uno de los laterales del edificio y estaba custodiada por dos furgones policiales.

Los manifestantes corearon consignas en contra de Pedro Sánchez y a favor de la unidad de España, exigiendo su dimisión y también la del expresidente de la Generalitat de Cataluña y eurodiputado de Junts, Carles Puigdemont. Uno de los lemas más repetidos fue "A prisión, Puigdemont", así como "Que te vote Txapote". Los asistentes, de todas las edades, también proclamaron "No son socialistas, son comunistas" y lanzaron insultos hacia Pedro Sánchez, a quien calificaron de "traidor" y "mentiroso", al tiempo que le pidieron que convoque elecciones. Incluso llegaron a gritar "Tu investidura es una basura".

Además de llevar pancartas con mensajes como "España 1, no 51" y "España no se vende" o "España no vende sus valores", algunos de los presentes increparon a los periodistas, acusándolos de estar "vendidos" y tratando de obstaculizar su labor.

Tras aproximadamente media hora concentrados cerca de la sede del PSOE, algunos de los manifestantes decidieron cortar el tráfico en San Fernando "para que se nos vea". Pocos minutos antes de las ocho de la tarde, ya no fue posible circular hacia el centro desde la rotonda de Perines. Durante este tiempo, se lanzaron algunas bengalas de color rojo y naranja, y se coreó "España unida, jamás será vencida". A las 20:15 horas comenzaron a dispersarse y el tráfico volvió a la normalidad.

Sin embargo, un grupo se dirigió hacia la Delegación del Gobierno, bloqueando los cuatro carriles de la calle Calvo Sotelo. Aunque la circulación en dicha vía ya ha sido restablecida.