Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Operación policial en Santander: Narcopiso reanuda su actividad, siete detenidos.

Operación policial en Santander: Narcopiso reanuda su actividad, siete detenidos.

Tres de los arrestados han ingresado en prisión y los agentes han intervenido cocaína en roca, dosis para vender, fármacos y 1.850 €.

En Santander, la Policía Nacional de Cantabria ha detenido a siete hombres de entre 19 y 41 años como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. Estos individuos fueron capturados después de que se llevara a cabo el desmantelamiento de un "narcopiso" en el centro de Santander, el cual había vuelto a operar en esta actividad. Como resultado de esto, tres de los arrestados han sido enviados a prisión.

Esta operación fue llevada a cabo por el Grupo de Estupefacientes de la Policía Judicial, el cual ya tenía conocimiento de que varios inquilinos del edificio en cuestión se dedicaban a la venta y distribución de sustancias ilegales, específicamente cocaína y hachís. Estas actividades a veces se realizaban en la vía pública cerca del edificio.

Los agentes ya habían intervenido en este domicilio en el pasado, pero esta nueva investigación, llamada "Mazas 2", se inició después de que se supo que se había retomado la actividad ilegal en el lugar. Este narcopiso era considerado un "punto negro" de venta y consumo de cocaína, y además estaba ubicado cerca de centros educativos, causando preocupación en la sociedad.

La droga se vendía en este domicilio las 24 horas del día y a veces también se distribuía en los alrededores del narcopiso. Además, los agentes descubrieron que los sospechosos disponían de un local en otra parte de la ciudad que utilizaban como tapadera para ocultar la sustancia, la cual siempre era custodiada por uno de los detenidos.

El método empleado para transportar la droga desde el local hasta el piso donde se distribuía era esconderla en un vaso de café con doble fondo.

Después de llevar a cabo las investigaciones correspondientes, los agentes obtuvieron una autorización judicial para entrar y registrar tres propiedades: el narcopiso, otra vivienda en el mismo edificio y el local donde se ocultaba la sustancia.

En el registro del primer lugar, realizado el 13 de diciembre, se detuvo a dos hombres y se incautaron 67 gramos de cocaína en roca, 36 dosis de esta sustancia listas para su venta, varios fármacos destinados al corte y adulteración de la droga, 1.850 euros en efectivo y diversos utensilios para manipular la sustancia.

Más tarde, se arrestaron a tres hombres más, también acusados de delitos de tráfico de drogas. El día 18 de ese mes, se localizó y detuvo a los otros dos sospechosos. Todos los arrestados tienen antecedentes penales, comparecieron ante las autoridades judiciales y tres de ellos fueron enviados a prisión.

En esta operación, colaboraron la Unidad de Guías Caninos y la Unidad de Prevención y Reacción (U.P.R), ambas pertenecientes a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana.