Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

"Padre admite actos violentos pero niega agresión sexual hacia su hija, fiscal persiste en cargos duales"

En Santander, un hombre acusado de maltratar violentamente a su hija menor de edad y agredirla sexualmente en varias ocasiones ha admitido durante el juicio que era "estricto" con ella y con su otro hijo. Aunque reconoce haberle dado alguna bofetada, niega las acusaciones de agresión sexual, tocamientos indebidos y exhibición de material pornográfico. La víctima, que declaró a puerta cerrada, no recordaba o no estaba segura de los hechos.

A pesar de esto, el fiscal ha mantenido la pena solicitada de 17 años de prisión por un delito de violencia doméstica habitual y otro continuado de agresión sexual. Sin embargo, ha introducido la atenuante por reparación del daño, ya que el acusado ha donado una cuarta parte de su vivienda a su hija antes del juicio como compensación por el daño causado.

La acusación particular, representada por la madre de la niña, ha retirado los cargos de agresión sexual, pero ha mantenido los cargos por violencia doméstica, extendiéndolos también a su hijo. La madre testificó que no presenció los hechos denunciados, pero los conoció a través del relato de su hija, por lo que presentó la denuncia. La defensa del acusado ha pedido la libre absolución, o en su defecto, una condena por violencia doméstica con atenuantes por reparación del daño y dilaciones indebidas.

El fiscal ha mantenido la acusación por los dos delitos y las penas iniciales basándose en el informe de la trabajadora social que examinó a la víctima. Sin embargo, la defensa considera que la prueba presentada en el juicio es insuficiente para condenar por el delito sexual, y se opone al uso del informe del equipo psicosocial para corroborar los hechos. La acusación particular ha limitado su acusación al delito de violencia doméstica por estar demostrado y reconocido por el acusado.

El juicio ha quedado visto para sentencia después de la practica de testimonios y pericias.