Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Partidos de derecha solicitan convertir el psiquiátrico de Parayas en un centro de atención a personas mayores en lugar de refugiados

Partidos de derecha solicitan convertir el psiquiátrico de Parayas en un centro de atención a personas mayores en lugar de refugiados

El Pleno del Ayuntamiento de Camargo ha acordado, con 12 votos a favor (PP, Vox y PRC) y cinco en contra (PSOE), pedir que las instalaciones del centro psiquiátrico de Punta Parayas se destinen a un complejo asistencial sanitario y residencial para mayores, para dar respuesta a las necesidades derivadas del envejecimiento "cada vez mayor" de la población.

De esta forma, se rechaza el proyecto de construcción del Centro de Acogida de Protección Internacional (CAPI) en los terrenos del Gobierno cántabro en Parayas, que tenía acordado el anterior Ejecutivo regional (PRC-PSOE) con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Ahora, serán los Gobiernos central y regional los que deberán aprobar los usos de este espacio para que el proyecto de la residencia de mayores se desarrolle.

Este posicionamiento se ha acordado a propuesta de la Alcaldía en una sesión plenaria extraordinaria celebrada este miércoles y convocada de forma urgente, tras recibir el pasado lunes, 31 de julio, una comunicación de la Consejería de Economía, Hacienda y Asuntos Europeos para conocer la voluntad del Ayuntamiento sobre la continuidad del proyecto de creación de un centro de refugiados en este espacio, a petición del Ministerio.

El alcalde, Diego Movellán (PP), cree que "hay otras prioridades" para dar uso a este espacio dado que el municipio "necesita" dotarse de recursos asistenciales ante el crecimiento de la población y la longevidad de la misma, mediante instalaciones que den respuesta a las distintas fases del envejecimiento.

El regidor espera que el Ejecutivo regional "escuche" a los camargueses y que finalmente se instale en este espacio una residencia para mayores, apartamentos tutelados "en diferentes formatos", recursos sanitarios y espacios comunes.

Movellán ha defendido que este proyecto supondría "un impacto positivo en la calidad de vida de cientos de personas", la creación de "un número importante" de empleos y "un importante alivio" para muchas familias, especialmente mujeres; además de dar respuesta a la lucha contra la soledad no deseada.

"Pedimos al Gobierno de España que tenga en consideración la voluntad de este Ayuntamiento de destinar este enclave significativo, por su extensión y ubicación dentro de nuestro territorio, a la atención de las diversidades de un grupo cada vez más creciente de población y, con ello, la renuncia a la creación de un centro de acogida de personas inmigrantes", ha trasladado.

Por el contrario, la exalcaldesa y portavoz del PSOE, Esther Bolado, ve "un error muy grande" rechazar el proyecto del centro de refugiados, que cuenta con una inversión del Ejecutivo central "de 25 millones de euros con 75 puestos de trabajo", y ha señalado que hay otras parcelas municipales donde se puede construir la residencia de mayores.

En este sentido, Bolado ha criticado al equipo de Gobierno por "no tener ni idea" de cómo va a hacer dicho complejo asistencial de mayores, que, ha asegurado, "no va a tener iniciativa pública" del Ejecutivo regional.

Y ha recordado la directriz marcada por la Unión Europea de que España tenga cinco centros de refugiados repartidos por el territorio nacional, que tienen que estar funcionando antes de 2025.

Por su parte, Javier Barrón, de Vox, se ha mostrado "totalmente de acuerdo" con el proyecto dado que "puede generar más puestos de trabajo, más riqueza y mucho más impacto económico", antes que "buscar un fondo de conflicto" en el municipio.

Finalmente, el regionalista Eugenio Gómez ha recordado que las preferencias del PRC eran construir en este espacio un centro de mayores o un centro de formación para nuevos oficios.

En la sesión de este miércoles, Bolado ha acusado a Movellán de "ningunear" a la oposición por convocar un pleno extraordinario y urgente "a las 14.26 horas", sin que "parte" de los concejales hayan podido ver el expediente ni notificarlo en su trabajo --han faltado tres concejales socialistas y uno 'popular'--.

Según la portavoz socialista, se trata de la tercera vez que esto sucede, por lo que ha advertido que el grupo "tomará medidas" si vuelve a ocurrir y ha pedido al regidor que "facilite" la labor a los concejales, y les traslade las convocatorias de los plenos "en tiempo y forma". En este punto, Movellán, ha recordado que el Grupo Municipal Socialista cuenta con una Secretaría propia, a la que se informa.

Por otra parte, la portavoz socialista ha exigido al alcalde "respeto", después de que Movellán la llamara 'Bolao', en lugar de 'Bolado'. "Perdóneme usted por ser tan cántabro, señora Bolado", ha respondido Movellán, a lo que la portavoz socialista ha replicado que "no es ser cántabro, es ser maleducado y una falta de respeto".

Finalmente, Movellán ha criticado la intención de Bolado de "venir a tensionar" y ha subrayado que el Municipal Popular "no entra en su trapo", por lo que ha recomendado a la líder de la oposición "tranquilidad" y que afronte los debates con "serenidad".