Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

"Policía arrestado por vínculos con red de drogas es trasladado a un puesto sin acceso a información"

En Santander, un policía local ha sido detenido por presuntamente colaborar con un grupo dedicado al tráfico de cocaína en Cantabria. Como medida "preventiva", ha sido reasignado a un puesto en el Cuerpo donde no tenga contacto con información relevante.

La alcaldesa, Gema Igual, ha informado a la prensa sobre esta decisión y ha enfatizado que se respeta la presunción de inocencia del agente. Aunque el Ayuntamiento no ha recibido comunicación oficial sobre este caso, el jefe de la Policía Local ha decidido reasignar al policía a otra función manteniendo su sueldo.

Según Igual, el Consistorio actuará siguiendo la legalidad y tomando medidas preventivas para evitar que el agente tenga acceso a información confidencial. La alcaldesa ha defendido el derecho a la presunción de inocencia del policía local, destacando que hasta el momento no hay indicios que sugieran lo contrario.

El agente fue trasladado a otro destino el miércoles como una medida cautelar mientras se aclaren las responsabilidades. La reasignación tuvo lugar un día después de los arrestos de siete personas, entre ellas el policía local, por delitos relacionados con tráfico de drogas y revelación de secretos.

La Policía Nacional informó que la organización desarticulada en la 'Operación Límite' se dedicaba al tráfico de cocaína en diversas zonas de Cantabria, contando el agente detenido con un rol de asesoramiento al cabecilla de la trama.

El Grupo de Estupefacientes había investigado al principal sospechoso desde septiembre de 2023, identificando sus puntos de distribución y su amplia red de clientes. Paralelamente, se detectó la participación del policía local en proporcionar información al sospechoso, excediendo sus funciones.

El operativo policial llevó a la detención de los siete implicados en Santander y otros municipios, así como a la incautación de cocaína, armas, dinero y otros elementos utilizados en el tráfico de drogas. Los detenidos, tres de ellos con antecedentes, fueron puestos a disposición judicial y el principal sospechoso ingresó en prisión.

Esta exitosa operación policial ha logrado desmantelar importantes puntos de venta de drogas en Santander y áreas cercanas, interrumpiendo el flujo de distribución de cocaína en la región.