Posibles casos de lengua azul detectados en Cantabria aún deben ser confirmados mediante análisis.

Posibles casos de lengua azul detectados en Cantabria aún deben ser confirmados mediante análisis.

El Gobierno de Cantabria ha detectado tres posibles casos de lengua azul en vacas de la comarca de Solares. Estos casos aún están pendientes de confirmación por parte del laboratorio de Algete, en Madrid. Esta situación ha llevado a la comunidad autónoma a ser declarada zona restringida temporalmente.

Esta medida implica la prohibición de ferias y concentraciones, así como la limitación del movimiento de animales en la región. Sin embargo, las ganaderías procedentes de zonas restringidas podrán moverse entre sí siempre que cumplan con las medidas de bioseguridad y desinfección establecidas y no presenten síntomas clínicos de lengua azul.

No obstante, las reses cántabras no podrán ser trasladadas a zonas libres de la enfermedad, excepto a aquellos territorios que también estén afectados por el mismo serotipo que Cantabria. El Ministerio de Agricultura ha informado que el serotipo detectado en el norte de España afecta principalmente al ganado ovino y en menor medida al bovino, pudiendo incluso pasar desapercibido.

El Gobierno de Cantabria ha garantizado que el consumo de leche y carne en la región es completamente seguro. Además, la Consejería de Ganadería ya está trabajando en la adquisición de vacunas tanto para el serotipo 4 como para el serotipo 8, con el objetivo de vacunar a la cabaña ganadera en enero.

En caso de confirmarse los casos, el Gobierno de Cantabria tomará medidas de prevención, vigilancia y control de manera inmediata, además de iniciar una campaña masiva de vacunación obligatoria para bovinos y ovinos mayores de tres meses frente a los serotipos 4 y 8. Para las ovejas, será necesaria una dosis, mientras que para las vacas se requerirán dos dosis con el doble de cantidad.

La Consejería de Ganadería ha resaltado la importancia de esta medida para prevenir la enfermedad y ha recomendado desinfectar periódicamente las explotaciones ganaderas. También ha recordado que la lengua azul es una enfermedad vírica que afecta a los rumiantes y no supone ningún riesgo para las personas.

Por último, el Gobierno ha convocado una reunión de la Mesa Regional Agraria el próximo 14 de noviembre para informar a las organizaciones agrarias sobre las medidas a aplicar y el proceso de vacunación.

Tags

Categoría

Cantabria