Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Prohibición del uso de móviles en centros educativos de Cantabria a partir del próximo curso.

Prohibición del uso de móviles en centros educativos de Cantabria a partir del próximo curso.

En una decisión contundente, Cantabria ha anunciado que a partir del curso 2024-2025 se prohibirá el uso del móvil tanto en colegios como en institutos. El objetivo es restringir físicamente la presencia de teléfonos móviles en los colegios, y en la medida de lo posible, también en los institutos, solicitando que permanezcan apagados si es necesario llevarlos.

El consejero de Educación y Formación Profesional, Sergio Silva, comunicó esta medida a la prensa el miércoles, agregando que las instrucciones emitidas por el Gobierno regional incluyen una recomendación para que todos los centros educativos apliquen estas medidas no solo a los alumnos, sino a todo el personal de la comunidad educativa.

Con respecto a la organización para hacer cumplir la prohibición del uso de móviles, el Ejecutivo autonómico ha optado por otorgar "autonomía" a los centros, reconociendo que existen diferentes realidades en cada uno de ellos.

Silva enfatizó que el objetivo no es simplemente prohibir, sino educar. Esta medida tiene como propósito mejorar la convivencia en las instituciones educativas, solicitando la complicidad y comprensión de las familias en este proceso.

Esta nueva normativa declara a las escuelas como 'espacios libres de uso de dispositivos digitales', excluyendo la presencia de teléfonos móviles y dispositivos digitales, exceptuando las tabletas de uso educativo. En cuanto a los institutos, se prohíbe el uso de móviles durante las clases y los recreos, salvo en casos específicos de uso educativo programado.

En lo que respecta a las pantallas y pizarras digitales, la medida se mantendrá como hasta ahora. El consejero defendió la estrategia educativa de digitalización basada en la progresividad, argumentando que la competencia digital es clave y debe adquirirse de manera gradual.

Ante la preocupación de los padres por la localización de los alumnos, Silva señaló que los centros tienen autonomía organizativa para aplicar estas medidas y que la normativa contempla sanciones internas en caso de incumplimiento.

Esta decisión se basa en el trabajo realizado desde el inicio del curso 2023-2024, enfocándose en reducir la exposición de los alumnos a pantallas y redes sociales, considerando este tema como prioritario para el departamento de Educación.

Tras realizar estudios y consultas con diversos actores educativos, se ha constatado que había un respaldo generalizado a la implementación de medidas más estrictas con respecto al uso de dispositivos móviles en las escuelas, lo que llevó a la promulgación de estas nuevas instrucciones.

Según Silva, aunque se ha discutido este tema a nivel ministerial, aún no se han tomado medidas concretas. Sin embargo, el consejero considera que sería deseable que el Ministerio asuma un rol más activo en este debate de política nacional.

Estas declaraciones se dieron después de la presentación de un informe sobre la situación educativa del pueblo gitano en el Parlamento, mostrando el compromiso continuo de Cantabria con la mejora de la calidad educativa en la región.