Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Protección del medio natural y montes recibirá 42 millones en 2024 dentro del presupuesto de Desarrollo Rural, que alcanzará los 174,8 millones.

Protección del medio natural y montes recibirá 42 millones en 2024 dentro del presupuesto de Desarrollo Rural, que alcanzará los 174,8 millones.

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación tendrá en 2024 un presupuesto de 174,8 millones y destinará casi un 24% (41,8 millones) a la Dirección General de Montes y Biodiversidad, de la que dependen acciones como la lucha contra incendios, la protección del medio natural o la gestión del lobo.

De la cuantía total que tendrá la Consejería, el Gobierno regional aporta 109,9 millones a este departamento, lo que supone un 3% más que en 2023 (cuando eran 106,7). Otros 3,3 millones proceden del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación; y 55,5 millones de la UE, 44,5 del Fondo Europeo de Garantía Agraria (FEAGA) y 11 millones del Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEDER).

A ello se suman casi 6 millones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) de los fondos Next Generation, aportación que se ha reducido un 53% respecto al ejercicio anterior.

Así, el presupuesto invertirá un 36% de su financiación presupuestaria --esto es 115,9 millones, sumando lo que aporta el Gobierno y el MRR y sin contar los fondos del Ministerio y del FEAGA y FEDER-- en la prevención del medio natural y aprovechamientos forestales, lo que supone 41,8 millones; así como un 15,5% a ayudas y actuaciones para impulsar el desarrollo rural (18 millones) y un 8,3% a la erradicación y lucha contra enfermedades (9,6 millones), si bien todavía no incluye la enfermedad hemorrágica epizoótica porque se desconoce cómo va a evolucionar el próximo año.

Entre los objetivos que la Consejería se ha marcado para 2024 también están los de fijar población, potenciar la competitividad de las explotaciones agroganaderas, promocionar y diversificar las producciones y el consumo de productos de Cantabria o tomar medidas para favorecer el relevo generacional.

En este sentido, se prevé crear el próximo año el Observatorio de Transición Generacional como un foro consultivo y de diálogo para "dar voz a toda la sociedad" e impulsar esa transición entre generaciones en los oficios agrarios y pesqueros y actualizar la Ley de Incorporación Agraria como han hecho otras comunidades.

Esas son algunas de las líneas prioritarias de las cuentas que ha presentado este lunes en rueda de prensa el consejero del área, Pablo Palencia, que ha destacado que "prácticamente" crece la dotación de todas las direcciones generales, todos los programas y todos los capítulos.

Por capítulos, el 40,3% del presupuesto en 2024 se destinará al pago del personal, mientras que otro 27% va a transferencias de capital, un 14% a inversiones reales y un 10% a gastos corrientes.

Palencia ha dicho que son unos presupuestos "realistas" y que "no están inflados" como a su juicio ha podido ocurrir en ejercicios anteriores, en los que este departamento estaba en manos del PRC y también incluía el área de Medio Ambiente, que con la llegada del Gobierno del PP pasó a la Consejería de Fomento.

Según el consejero, "impulsar la economía como motor de cambio" --pensando en la competitividad y la sostenibilidad-- es el objetivo principal de este documento presupuestario que "trabaja el presente para asegurar el futuro".

Una de las partidas que más crece es la del programa para el desarrollo de los sectores alimentario y pesquero, que sube un 13,6% y está dotada con 10,3 millones; seguida de otras como la reorientación, promoción y diversificación de las producciones, con 7,8 millones (+4,5%); la erradicación y control de enfermedades, con 9,7 millones (+3,6%); o la promoción de la innovación y formación en el sector agrario, con 3,8 millones (+3,57%).

La Dirección General que más dotación abarca en esta Consejería es la de Montes y Biodiversidad, que se lleva el 38% de la aportación del Gobierno, lo que supone 41,8 millones de euros, un 1,37% más que este año.

Este departamento tiene marcadas prioridades como elaborar un nuevo Plan Forestal de Cantabria; el Plan Estratégico Regional sobre el Medio Natural; potenciar la biodiversidad y la conservación de los espacios protegidos; gestionar los montes de utilidad pública; potenciar el Plan de Prevención de Incendios o sacar al lobo del Listado de Especies en Régimen de Protección Especial (LESPRE) y volver al plan de gestión anterior.

Otro 19,9% del presupuesto es para, 21,8 millones (un 1,5% más) irá a la Dirección General de Desarrollo Rural, de la que depende agilizar las intervenciones de la Política Agraria Comunitaria (PAC) y los planes del PRTR, PDR y PEPAC, que estarán dotados con una financiación extrapresupuestaria de 64,8 millones de euros.

Además, esta dirección contempla aplicar medidas para favorecer el relevo generacional, crear el Observatorio de Transición Generacional, actualizar la normativa en la incorporación agraria, impulsar una investigación y formación especializada en la diversificación rural y potenciar la colaboración con los Grupos de Acción Local (GAL).

Le sigue la Dirección General de Pesca y Alimentación, cuya dotación supone otro 16,5% del presupuesto y crece un 8% respecto a 2023, hasta los 18,1 millones.

Algunos de sus planes son potenciar la soberanía alimentaria, el consumo local y de 'kilómetro 0' de los productos elaborados en la comunidad; promocionar la marca Alimentos de Cantabria y el turismo asociado a la alimentación; impulsar y fortalecer la industria agroalimentaria y pesquera de Cantabria como generadora de empleo y economía; impulsar nuevas figuras de calidad diferenciada y potenciar los consejos reguladores y las asociaciones de productores; adaptar la normativa a la legislación europea e figuras de calidad alimentaria y potenciar la acuicultura, la pesca sostenible y artesanal como impulso de la flota pesquera.

Otros 17,5 millones (+4%) irán a la Dirección General de Ganadería, que se lleva un 15,9% del presupuesto para acciones como potenciar la competitividad y economía de las explotaciones; fomentar las razas autóctonas; impulsar el bienestar animal, la sanidad en las explotaciones y el concepto de "una única salud"; potenciar la extensión agraria y las oficinas comarcales y fomentar las prácticas agrarias regenerativas y respetuosas con el medioambiente.

Otros 10,6 millones serán para la Secretaría General y 1,45 millones (+5,3%) para la Oficina de Calidad Alimentaria (ODECA), entidad pública adscrita a la Consejería.

Ésta tiene objetivos como fomentar las producciones agrícolas, ganaderas y pesqueras a través de campañas de promoción; apoyar la asistencia a ferias agroalimentarias de empresas y productores; dar cumplimiento a las medidas del Plan Nacional de Control de la Cadena Alimentaria y su digitalización; impulsar la estrategia de diferenciación alimentaria a través del desarrollo de nuevas figuras de calidad y potenciar los consejos reguladores y las asociaciones de productores; y actualizar y adaptar la normativa europea de los pliegos de condiciones de los productos acogidos a denominaciones de origen.