• miércoles 28 de septiembre del 2022

Rajoy protege al rey emérito y piensa que "no merece" de qué manera se le trata

img

Repudia reformar la Constitución y la ley electoral

SANTANDER, 6 Jul.

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha defendido este miércoles al rey emérito, de quien está "completamente a favor" y al que piensa que "se trata de una manera que no se merece".

Rajoy ha reconocido que Juan Carlos I ha cometido "fallos", pero piensa que el cómputo de su trayectoria es "de enorme manera positivo", en tanto que "representó los intereses de España muy con dignidad y también logró muchas gestiones en beneficio de España".

"¿Quién no comete fallos?" se ha preguntado el expresidente tras ensalzar que el emérito "fue con la capacidad de transformar a España de una forma pacífica y organizada en una democracia" debido a que "pilotó" la Transición. "Lo que sucede es que en este momento hay gente que desea que se hable mal de la democracia", ha apostillado.

El exjefe del Ejecutivo se pronounció de esta forma a lo largo de su intervención en la última de las jornadas 'España en el planeta frente al futuro: diálogos con los expresidentes del gobierno' que se han festejado ayer y el día de hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander.

Allí se ha posicionado "completamente a favor" de la Corona, "del rey de hoy y del previo", por representar una institución "muy arraigada" en la sociedad de españa y que "ha aportado seguridad especialmente si la equiparamos con otros regímenes que han durado una cuarta parte de hora", ha señalado Rajoy, que no piensa que la República "haya aportado enormes cosas" al país.

Además, ha asegurado que Juan Carlos I fue "muy eficiente y nunca puso solo una pega" en el momento en que los presidentes del Gobierno le solicitaban algo.

El expresidente asimismo se mostró en su intervención "completamente en contra" de reformar la Constitución y la ley electoral. En este sentido ha recordado que a lo largo de su orden se le acusaba de "inmovilista" y lo ha reconocido. "Debo decir que sí. Soy inmovilista y, como hay que estar todo el día mudando, ya que bueno, voy a ser un espécimen", ha bromeado.

Y es que puso en duda si la reforma de la Constitución "serviría para algo", pues él "no ve" qué hay que mudar ni si es el instante. De hecho, dijo que ese artículo es "el punto de acercamiento tras el que estuvieron mucho más españoles", aparte de que fue "primordial para España" y merced a ello el país "ha vivido los más destacados 40 años de su crónica".

A su juicio, "el único que tiene es la deslealtad de ciertos" a la Constitución, y eso es algo que es imposible reformar. También piensa que es "la mejor que tuvimos" en el país, en tanto que "la historia constitucional de españa es un chiste. Cada media hora teníamos una".

Igualmente, ha opinado que la ley electoral es "bastante razonable" y que "no va a ser tan mala" en el momento en que permitió gobernar a PP y PSOE tanto a solas como en coalición.

Durante su intervención en la UIMP, donde ha protagonizado una charla con el presidente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Benigno Pendás, Rajoy ha repasado la situación política nacional y también en todo el mundo, tal como su trayectoria profesional.

Ha asegurado que no echa de menos la política ni va a regresar, pero que sí se volvería a dedicar a ella, pues "tiene instantes desapacibles, pero entonces tiene instantes de una enorme satisfacción".

Por ejemplo, 2 instantes "singularmente desapacibles" de su etapa como presidente fueron el enfrentamiento catalán, por el hecho de que vio "la imposibilidad absoluta de poder hablar"; y la situacion Gürtel, ya que considera "intensamente injusto lo que pasó con el PP".

"Hubo gente del PP que logró lo que no debería haber hecho, pero el trato que se le dio al partido fue exagerado", ha sentenciado Rajoy, que afirma que lo pasó "muy mal pues tenía la compromiso de sostener al partido en su ubicación".

Pero más allá de que tiene "compilación" de instantes pésimos, a los que añade la crisis económica de 2012, ha señalado que el cómputo de su trayectoria política fué "bastante feliz".

Más información

Rajoy protege al rey emérito y piensa que "no merece" de qué manera se le trata