• miércoles 28 de septiembre del 2022

Recuperados 2 depósitos sepulcrales visigodos con elementos metálicos en la gruta de La Garma

img

SANTANDER, 20 Jun.

Un grupo funerario de la época visigoda conformado por 2 depósitos sepulcrales con múltiples elementos metálicos como una espada, un elemento afín a un machete o un pequeño caldero de bronce, todo en un enorme estado de conservación, fueron recuperados de la Galería Basal del complejo kárstico del monte de La Garma, en el ayuntamiento de Ribamontán al Monte.

Así lo han comunicado este lunes, en rueda de prensa, el vicepresidente regional y asesor de Cultura, Pablo Zuloaga; el directivo del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac), Roberto Ontañón; y el directivo del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, Pablo Arias.

El salve de este grupo visigodo, efectuado el pasado 9 de junio tras su hallazgo hace unos cuantos años, ha requerido una complicada operación arqueológica, ya que el grupo funerario estaba en un espacio de realmente difícil ingreso, al que se llegó tras un paseo de tres horas y que implicó descender 4 escenarios desde la entrada de hoy de la gruta, ubicada 50 metros sobre esa galería, y seguir unos 200 metros por el cauce del río.

Los restos humanos y los elementos, en un "increíble estado de conservación", según explicó Zuloaga, fueron descubiertos por los estudiosos Mariano Luis Serna y Juan Cano, al efectuar una exploración por este campo de la gruta descendiendo para agarrar muestras de agua del río subterráneo.

Los huesos estaban cubiertos de una pátina negra causada por la precipitación de óxido de manganeso, que pudo contribuir a su conservación, y estaban desorganizados, dado a que la región donde estaban se anegaba periódicamente.

Los elementos son una 'espatha' o espada extendida de doble filo de 85 centímetros de longitud, 2 ejemplares de 'scramasax' (otro género de espada mucho más pequeña, afín a un machete), y un pequeño caldero de bronce llamado acetre.

Arias explicó que las espadas han preservado su empuñadura de madera, algo que es "poquísimo recurrente", pero que las especificaciones de la gruta hicieron viable, y ha detallado que estos materiales son precisamente del año 700 d.C. y de personas "de prominente rango popular" en aquella época.

Los restos encontrados son objeto de un desarrollo de estabilización y restauración el los laboratorios del Mupac, y más tarde se les aplicarán múltiples técnicas analíticas que contribuirán a dar información "de enorme valor" a entre las etapas menos conocidas en la crónica de Cantabria, según explicó Roberto Ontañón.

Además, el grupo recuperado va a llegar a un espacio dedicado particularmente a la arqueología y a la época visigoda en la zona que formará entre las primordiales noticias de la novedosa exposición persistente del Mupac.

Arias ha subrayado que en la galería, en otra región de la gruta, se encontró asimismo otro grupo funerario, un esqueleto "prácticamente terminado" de un sujeto adulto, pero de una talla "muy, muy baja", de 1,5 metros de altura.

Para esta actuación, se ha contado con un aparato de arqueólogos, antropólogos, restauradores, fotógrafos y también ingenieros, entre aquéllos que han figurado los estudiosos y profesionales de la Universidad de Cantabria (UC): Luis Teira, Jorge Vallejo, Patricia Fernández Sánchez, José
Ángel Hierro, Antonio Higuero, Rodrigo Portero y Carlos García-Noriega.

Y con los instructores de la Universidad Complutense de Madrid, Pedro Saura y Raquel Asiáin; el estudioso de la Universidad de Cambridge, Edgard Camarós; las restauradoras Carmen Usúa y Eva María Pereda; y los especialistas de la compañía Gim Geomatics, Vicente Bayarri y Jesús Herrera.

Zuloaga considera el descubrimiento "de inusual valor", y ha señalado, que pone de relieve la compromiso de las instituciones de Cantabria para resguardar, proteger, estudiar y dar a conocer este tesoro familiar descubierto, que impulsa la imagen nacional y también en todo el mundo del Mupac.

También ha señalado el trabajo de los estudiosos y profesionales para hacer el hallazgo de los restos, tomar la resolución de salvarlos, y seguir a su estabilización y posterior estudio.

Más información

Recuperados 2 depósitos sepulcrales visigodos con elementos metálicos en la gruta de La Garma