Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Restauración de ruta ferroviaria entre Lantueno y Reinosa se encuentra en progreso.

Restauración de ruta ferroviaria entre Lantueno y Reinosa se encuentra en progreso.

SANTANDER, 10 Oct.

Técnicos de Adif y Renfe continúan trabajando este martes para restablecer la circulación ferroviara en la línea C1, de Cercanías Santander-Reinosa, interrumpida desde las cuatro y media de la tarde del lunes debido al descarrilamiento de dos vagones de un convoy de mercancías entre Lantueno y Reinosa.

Hasta que se restablezca la circulación, para lo que no hay una previsión temporal si bien se ha estado trabajando toda la noche, continuarán los transbordos por carretera en las Cercanías, en el tramo entre Reinosa y Lantueno, y en Larga y Media Distancia, entre Reinosa y Santander. El resto de Cercanías funcionan con normalidad.

Así lo han informado este martes a Europa Press fuentes de Adif, que han indicado que la afección de los transbordos es mínima puesto que en Larga y Media distancia ya se realizaban entre Santander y Torrelavega por las obras de mejora, por lo que, debido a la incidencia, "simplemente se ha prolongado hasta Reinosa".

Las mismas fuentes también han indicado que no se han ocasionado daños materiales de importancia en la carga del tren que ha descarrilado, que transportaba vehículos.

El descarrilamiento se ha producido en un tramo de vía única, lo que conlleva una demora en el restablecimiento del tráfico ferroviario, pero al haber tenido lugar en el último tramo de la línea C1, la única repercusión es el citado punto, mientras en el resto del tráfico Santander-Reinosa se circula por ferrocarril.

El descarrilamiento de dos vagones de un convoy de mercancías que circulaba por la línea C1 se produjo sobre las cinco de la tarde del lunes entre Lantueno y Reinosa y obligó a interrumpir la circulación ferroviaria en dicha línea.

La incidencia --en un tren que hacía el trayecto de Venta de Baños, en Palencia, a Muriedas, en Cantabria-- también afectó a cinco servicios de media y larga distancia, que comunican la región con Valladolid, Madrid y Alicante.

El primer tren que se vio afectado, además del mercancías, era un Alvia que cubría el trayecto desde Alicante a Torrelavega, que iba por detrás del convoy que descarriló y que retrocedió hasta Reinosa, desde donde los pasajeros fueron transbordados en autobús para llegar por carretera a su destino final.

Además de esa conexión de larga distancia, también vieron alterada su circulación dos trenes regionales Valladolid-Torrelavega y dos Alvia que conectan con Madrid, además de los trenes de Cercanías de la línea C1 entre Reinosa y Santander.

Este descarrilamiento de un tren en Cantabria se suma al registrado recientemente, el pasado 21 de septiembre, en Heras, en Medio Cudeyo, dentro de la línea de Cercanías C3 Santander-Liérganes.

Tuvo lugar a primera hora de la mañana y no se produjeran daños personales ni materiales, aunque el suceso obligó a interrumpir durante varias horas la circulación hasta La Cantábrica (Astillero).