Revilla arremete contra los primeros dos meses del Gobierno: "Mucho descanso, pocos proyectos"

Revilla arremete contra los primeros dos meses del Gobierno:

Cree que el 'no' al centro de refugiados puede complicar la relación con el Gobierno central y su apoyo a proyecto, como el de la Residencia

SANTANDER, 11 Sep. - El ex presidente de Cantabria y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, cree que los dos primeros meses del nuevo Gobierno (PP) no dejan "buenos síntomas" porque, a su juicio, ha habido "mucha vacación y proyectos prácticamente ninguno", además de decisiones que "van a generar problemas" y "consecuencias", como el rechazo "fulminante" al centro de refugiados en el antiguo complejo psiquiátrico de Parayas (Camargo).

Esto último supone además, en su opinión, "un incumplimiento" al pacto de investidura suscrito con los regionalistas, en el que los 'populares' se comprometían a no paralizar ninguna de las actuaciones en marcha.

Además, Revilla se ha quejado de que en estos 60 días, el Gobierno regional tampoco ha puesto "ninguna medida correctora" para la situación de la sanidad, que, según Revilla, en estos momentos es "un desastre, sobre todo en las zonas rurales", donde, según ha dicho, ayuntamientos como el de San Roque de Riomiera, Miera, Puente Viesgo, Villacarriedo, Penagos o Villafufre, que se han quedado sin médico titular sin que haya un suplente o que se ha reducido el número de horas de prestación del servicio.

Esta es la valoración de Revilla de los primeros meses de Gobierno del PP que ha realizado este lunes, en declaraciones a los medios de comunicación, con motivo del inicio del curso político en el Parlamento regional, donde los plenos se inician el próximo lunes, 18 de septiembre, y en los que el expresidente será uno de los ocho diputados del grupo regionalista.

Además, desconoce además de si se está ocupando de cuestiones, a su juicio, importantes, como la reforma del sistema de financiación autonómica o el efecto que puede tener para las empresas que el Grupo Celsa tiene en Cantabria --GSW, Tycsa o Trefilerías Quijano-- ante el "devenir" de los acontecimientos en este grupo empresarial, donde los fondos de inversión han tomado el control. También quiere saber que actuaciones está tomando el Ejecutivo regional ante el brote de la enfermedad hemorrágica epizoótica en el ganado y si va a compensar a los ganaderos afectados.

Respecto al rechazo por parte del Gobierno presidido por la presidenta María José Sáenz de Buruaga, ha opinado que además de suponer la "pérdida" de los 30 millones" de fondos europeos que el Ejecutivo central iba a destinar a esta actuación en Cantabria, no va a traer "nada positivo para el devenir de las relaciones" con el Gobierno de España si no hay cambio de siglas.

Revilla ha asegurado que, por lo que él sabe, la decisión del Gobierno de Cantabria de rechazar este centro de refugiados "no ha gustado nada en Madrid" y ha provocado un "cabreo importante" en el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, porque era "un compromiso" ante la UE y se habían solicitado fondos para ello.

"Ya sabemos que nadie quiere tener inmigrantes, aparentemente, pero bueno aquí se trata de que en España somos medianamente solidarios y que un centro que estaba prácticamente inutilizado, en derrumbe, la UE y el ministro se comprometió a abrir una serie de centros en España, uno era Camargo, con una aportación de 30 millones y que cuando llega un nuevo Gobierno eso lo anule entenderán que a ese Gobierno no le ha sentado nada bien", ha afirmado Revilla.

Ha avanzado que el PRC va a apoyar las iniciativas que puedan llevarse al Parlamento regional para que el Gobierno reconsidere su postura. Y ello pese a que el concejal del PRC en el Ayuntamiento de Camargo votará a favor de rechazar este centro de acogida.

El regionalista ha reiterado que el 'no' del Gobierno de Cantabria a ese centro de acogida puede hacer no solo que el Ejecutivo central o ese Ministerio concreto no colabore con fondos para llevar a cabo otra iniciativa en el antiguo complejo psiquiátrico de Parayas sino también puede tener "consecuencias" en lo que se refiere a otras actuaciones, como puede ser el que tiene que ver con la idea de llevar a cabo un proyecto sanitario en La Residencia.

Ha señalado que la decisión del Gobierno de Cantabria sobre el centro de acogida de Parayas puede hacer que el Ejecutivo central "no colabore" en el derribo del edificio de la antigua Residencia ni en el proyecto que se quiere para este lugar (un parque científico y tecnológicos relacionado con la sanidad).

Revilla ha señalado que era algo que el anterior Gobierno (PRC-PSOE) tenía "muy bien encarrilado" este proyecto, llamado a ser "la gran iniciativa" y la "gran batalla" con el Ejecutivo central para esta legislatura una vez en marcha las obras del centro logístico de La Pasiega o la nueva sede del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC).

Por otra parte, el expresidente regional ha insistido en reiterar la preocupación de su partido por "la deriva" del Grupo Celsa, cuyas empresas representan el 31% del PIB industrial en la región. Y es que ha advertido que "si por cualquier razón la empresa cae, se cae el sector industrial de Cantabria en una parte muy importante" y sería "un palo tremendo" Por ello, quiere saber si el nuevo Gobierno ya ha mantenido contactos con los nuevos propietarios del grupo.

La reforma de la ley de financiación autonómica es otro de los asuntos que preocupa a Revilla y que, a su juicio, también debería de ocupar al actual Gobierno de Cantabria.

"El Gobierno de Cantabria tiene que estar más preocupado que nunca porque la atomización de la política en España y la cantidad de gorras que se van a pasar al futuro Gobierno de España para que sean atendidas no pone las cosas nada fáciles a Cantabria porque las comunidades con una población grande van a seguir presionando para que el reparto sea por habitante y no en función del coste de los servicios", ha alertado.

Por otra parte, Revilla ha avanzado que el PRC apoyará la supresión del impuesto de patrimonio y se ha mostrado "muy expectante" ante la prometida reforma fiscal que planteará el Gobierno para llevar a cabo una bajada generalizada de impuestos.

Los regionalistas quieren saber "cómo luego va a casar la merma de ingresos" que esa reforma va a suponer "con los proyectos que tiene anunciados". "Es una fórmula económica que si alguien la descubre, la de bajar impuestos y aumentar inversiones, puede ser objeto de un premio", ha ironizado.

También ha sido cuestionado por la investigación que ha iniciado el Gobierno de Cantabria del 'caso Obras Públicas' y, en relación con ello, por la puesta en libertad provisional de Miguel Ángel Díez, el funcionario de la Consejería que es el principal investigado por la supuesta trama de adjudicaciones irregulares en el servicio de carreteras.

Revilla ha señalado que "no tiene nada que decir" sobre la salida de prisión del funcionario. "Cuando actúan los jueces, puedes estar de acuerdo o no con una decisión, pero ellos son los que saben".

Ha insistido en que el asunto está judicializado y en lo que sí ha insistido es que "lo que se va a demostrar siempre es que el partido y el Gobierno no está implicado en nada".

Tags

Categoría

Cantabria