• lunes 6 de febrero del 2023

Revilla ve en la reforma de malversación "un tufillo a compensación" por la gobernabilidad

img

El presidente cantabrio piensa que Feijóo debe tener "paciencia" y aguardar 4 años

SANTANDER, 12 Dic.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, no ve "oportuno" la reforma del delito de malversación, piensa que hay que a una "compensación" por la gobernabilidad del PSOE. "El instante tiene un tufillo a compensación por la gobernabilidad que están dando al Partido Socialista", ha señalado.

Así lo aseguró Revilla a cuestiones de la prensa sobre los cambios que impulsa el Gobierno de Pedro Sánchez en el Código Penal para remover el delito de sedición y liquidar las penas de la malversación.

El presidente cantabrio cree que el cambio de una ley "nunca" debe hacerse a solicitud de personas "que están inmersas en esos delitos" y ha reiterado el rechazo del Partido Regionalista (PRC) a esa modificación.

"Tiene toda la pinta de ser una imposición por la parte de los conjuntos que tienen personas inmersas en ocasiones de malversación o en ocasiones de sedición", dijo.

No obstante, le semeja "una decisión correcta" el 'enriquecimiento ilícito', a su juicio, una figura que va a aceptar, si hay un "buen aparato de estudiosos", que se logre por medio de los "signos externos" de la gente imputar un delito. "Sino más bien no hay forma de supervisar quiénes son los corruptos", ha valorado.

Respecto a si estos cambios legislativos tienen la posibilidad de perjudicar al pacto PRC-PSOE en Cantabria de cara a las selecciones autonómicas, aseguró que "aquí hay una seguridad absoluta y en los temas en los que no nos encontramos en concordancia lo nos encontramos probando con las disconformidades que se manifiestan con los votos de nuestros miembros del senado y miembros del congreso de los diputados en Madrid, donde dejamos clara cuál es la posición del Partido Regionalista".

En relación a la necesidad de estas medidas para asegurar la seguridad en Cataluña, Revilla ha señalado que son resoluciones "peligrosas", si bien ha reconocido que "el tema catalán con relación a la época donde regía el señor Rajoy está mucho más relajado".

"Si todas y cada una estas medidas se pusiesen en marcha y evitasen que siguiesen con la iniciativa de cometer actos ilegales ya que no sé si compensaría la cosa, pero temo que no pararán en esa reivindicación", ha opinado el líder del Ejecutivo cantabrio en relación a la solicitud de independencia.

Cuestionado por la solicitud de selecciones adelantadas del presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, y la petición de censura que ofrece Vox, Revilla ha letrado por tener "paciencia" y aguardar 4 años ya que "no hay fundamentos suficientes" a fin de que el Gobierno dimita y las fuerzas que hay para derruirlo "no alcanzan".

Para el presidente cantabrio en democracia "lo razonable" es, si hay estabilidad a nivel político, que "la hay", que las legislaturas duren 4 años, con lo que piensa que Feijó debe tener "algo de paciencia". "En 4 años las selecciones ponen a cada uno de ellos en su lugar. Mientras tanto, no hay mucho más que un sendero y es el sendero que marca la ley electoral", ha valorado.

A su juicio, "si hay un partido que piensa que otro Gobierno lo hace mal la vía es la petición de censura o la dimisión del que encabeza, y el que encabeza yo pienso que no posee ninguna intención de renunciar y las fuerzas que hay para derruir al Gobierno no alcanzan".

"Yo pienso que hay que aguardar 4 años y que no tengan tanta prisa por el hecho de que hasta la actualidad no hay fundamentos en España suficientes, creo yo, a fin de que un Gobierno dimita en el momento en que está realizando su programa", ha sentenciado Revilla, que ha señalado que el Ejecutivo nacional "tiene respaldos parlamentarios suficientes para asegurar capitales".

Revilla hizo estas afirmaciones este lunes instantaneamente de distribución de las Medallas al Mérito de Protección Civil de Cantabria, en el Palacio de Festivales de Santander.

Más información

Revilla ve en la reforma de malversación "un tufillo a compensación" por la gobernabilidad