• domingo 25 de septiembre del 2022

Santander cifra en diez millones los daños y perjuicios del "incumplimiento" del contrato de basuras

img

El Ayuntamiento comienza el expediente de liquidación y reclamación a la UTE Ascan-Geaser y hace una primera estimación provisional

SANTANDER, 2 Ago.

El Ayuntamiento de Santander ha iniciado el expediente de liquidación y reclamación de daños y perjuicios ocasionados a la administración por la parte de la previo compañía adjudicataria del servicio de limpieza viaria, obtenida y transporte de restos urbanos, la UTE Ascan-Geaser Cuida Santander, como resultado del "incumplimiento culpable" del contrato que tenía adjudicado.

Una primera estimación cifra en mucho más de diez millones de euros los daños y perjuicios -por "incumplimientos", alquiler de maquinaria reposición de contenedores y costos de desempeño- al Consistorio, que por su lado, y según asimismo un cálculo provisional, debería 3,6 millones a la concesionaria, por trabajos atentos o actualización de costos.

Así lo anunció en un aviso la concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo, quien explicó que fué la Junta de Gobierno Local la que dió luz verde este martes al comienzo de los dos expedientes, que dejarán, por una parte, realizar la liquidación del contrato y, por otro, detallar la cuantía económica a la que va a deber realizar frente la previo concesionaria por "no haber cumplido con sus obligaciones establecidos".

La edil del área ha señalado que, fruto de los "incumplimientos" por la parte de la UTE -Unión Temporal de Compañías- y gracias, dijo, al "control y la compromiso" ejercidos desde los distintos servicios municipales, se formalizó, en el mes de octubre de 2021, la resolución del contrato de limpieza viaria y obtenida de basuras vigente hasta ese instante, previo dictamen conveniente del Consejo de Estado. Posteriormente se adjudicó un contrato de urgencia a la compañía PreZero, que desde el 11 de noviembre empezó a prestar el servicio de limpieza.

En ese dictamen, indicó, se establecía que procedía solucionar el contrato por "causa imputable al contratista con retención de la garantía constituida y también indemnización de los daños y perjuicios ocasionados a la administración", para lo que se debería enseñar el pertinente trámite, en el que los especialistas municipales -dijo- han venido haciendo un trabajo durante este tiempo.

De esta forma, y en una primera estimación que habrá de ser completada mediante un expediente complementario de daños y perjuicios, en el expediente de liquidación se establece una cuantía provisional de 3.606.438,11 euros convenientes a la UTE Ascán-Geaser, por los próximos conceptos: trabajos atentos de abono; amortización pendiente y revisión de costos, señala el Consistorio.

Por su parte, la reclamación de daños y perjuicios ocasionados como resultado del incumplimiento culpable del contratista, se fija en la suma de diez.046.008,58 euros convenientes al Ayuntamiento, por los próximos conceptos: incumplimientos; alquiler de maquinaria; reposición de contenedores; y costos de desempeño.

Según lo predeterminado tanto en el Dictamen del Consejo de Estado, los daños y perjuicios se van a hacer efectivos, a cargo de la garantía prestada por la parte de la UTE, que ascendía a 7.936.000 euros, y de ser superiores, se compensarán hasta la cuantía total, demandando en su caso el importe pertinente a la adjudicataria.

La concejala de Medio Ambiente hizo hincapié en que este importe estimado de daños y perjuicios "no va a ser definitivo hasta el momento en que se instruya un expediente complementario", en el que se integren, entre otros muchos, los cálculos referidos a la documentación presentada por la UTE Cuida Santander "fuera de período y en formato distinto al requerido".

Esta documentación, que se compone de mucho más de 4.000 folios, tiene dentro nóminas de los trabajadores de la UTE que "ahora habían sido requeridas a la previo adjudicataria" en múltiples oportunidades, específicamente, en los meses de abril, julio y agosto de 2021 y en el mes de junio de 2022.

Otro de los motivos por los cuales "es requisito gestionar un expediente complementario" es que las proporciones a reclamar como daños y perjuicios "se prosiguen devengando", como es la situacion del alquiler de los automóviles que "no entregó" la compañía, con lo que se va a deber reclamar el importe de estos costos hasta agosto de 2023, fecha donde hubiese finalizado el contrato suscrito con la UTE.

También van a deber ser añadidos en el expediente complementario los importes que corresponden al déficit, desde el principio del contrato, en la aportación de recursos no matriculables, como contenedores, desbrozadoras, carros de la limpieza, sopladores, etcétera, dado a que la UTE "no ha atendido los requerimientos realizados desde el servicio de Medio Ambiente en todo el contrato y, consecuentemente, aún no pudo calcularse", explicó la responsable del área.

A partir de la notificación de este acuerdo, la UTE tiene un período de diez días hábiles para enseñar las alegaciones que estime recomendables.

Para terminar, Rojo ha señalado que el Ayuntamiento de Santander actúa "con compromiso y con solidez", intentando encontrar que la prestación de los servicios públicos se sea correcto con lo predeterminado en los contratos firmados con las compañías que los ejecutan.

"El primordial empeño que nos guía, durante todo este desarrollo, es lograr los estándares de calidad en la limpieza y la obtenida de basuras que esta localidad se merece, con una administración eficiente de los elementos públicos y garantizando el control sobre la prestación de esos servicios", ha concluido.

Más información

Santander cifra en diez millones los daños y perjuicios del "incumplimiento" del contrato de basuras