• lunes 26 de septiembre del 2022

Santander pierde censados que ganan Piélagos y Santa Cruz de Bezana, si bien medran los pobladores por la inmigración

img

Cantabria registra 55.000 cambios de vivienda en 2021 y recobra los saldos migratorios anteriores a la pandemia

SANTANDER, 22 Jul.

Cantabria registró 55.000 cambios de vivienda en 2021 y ha recuperado los saldos migratorios anteriores a la pandemia. Además, Santander ha perdido censados, que ganan Piélagos y Santa Cruz de Bezana, si bien han incrementado los pobladores merced a la llegada de inmigrantes.

Son ciertas conclusiones del estudio del Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) sobre 'Variantes Residenciales en 2021', con los datos actualizados del Instituto Nacional de Estadística (INE), que exhibe que Cantabria está recobrando la inclinación que había antes de la pandemia sanitaria en lo referente a saldos migratorios, o sea, la diferencia entre las altas y bajas en los padrones municipales que proceden de pobladores de fuera de la red social.

"Si bien las cantidades de los saldos prosiguieron siendo altas en 2021, se puede ver un claro descenso respecto al año previo, en el que la crisis sanitaria provocó que varios vecinos de otras comunidades autónomas se estableciesen en sus segundas viviendas, fijadas en nuestra red social", explicó el directivo del ICANE, Héctor Sánchez.

Así, a lo largo del año pasado se asentaron en Cantabria 54.821 cambios de vivienda, siendo el saldo por variación residencial de 4.009 movimientos, un número algo menor que el año previo, en el momento en que se desató la pandemia sanitaria, y que alcanzó los 5.533, el mucho más prominente registrado en los últimos años.

Desglosando estas cantidades según si el saldo era interior (entre comunidades autónomas) o exterior, en la situacion de la salida y llegada de extranjeros a Cantabria, se aprecia que los dos son positivos, más allá de que el exterior es ascendiente (17,6%), situándose en 2.444 movimientos, al tiempo que el interior es descendente (54,7%), con 1.565 para 2021.

Y es que el 'efecto Covid' provocó, según esta publicación, que en 2020 se alcanzase el saldo interior mucho más alto de los últimos años (3.454). No obstante, conforme la situación sanitaria salió normalizando y las medidas flexibilizando, las cantidades descendieron a la mitad respecto al año previo.

En general, el fluído migratorio se dirigió eminentemente hacia la región Costera Oriental y Alto Asón. Destaca Castro-Urdiales, que fue el concejo con el mayor saldo en 2020, con 821 nuevos pobladores, fruto de las llegadas de vecinos del País Vasco. Este fenómeno asimismo se apreció en Santander con el aumento de personas que venían desde Madrid.

En general, las comunidades de origen mucho más esenciales son País Vasco, de donde llegan el 26,3% de las altas que proceden de otras zonas (2.154); la Comunidad de Madrid, que representan el 17,1% (1.402), y Castilla y León con el 11,5% (944).

Durante 2021 los cantabrios que modificaron de ayuntamiento lo hicieron primordialmente hacia aquéllos ubicados fuera de los enormes centros urbanos pero próximos a exactamente los mismos. Así, próximos a Santander están los saldos mucho más relevantes en Piélagos (163), Santa Cruz de Bezana (146) y El Astillero (62).

Junto a Torrelavega, por su lado, nacieron Polanco (79) y Reocín (60). Y en el área oriental, próximos a Laredo y Castro-Urdiales, están los ayuntamientos de Bárcena de Cicero (68) y Meruelo (60).

Santander prosigue con la inclinación de perder pobladores ahora censados en pos de ayuntamientos próximos y se ubica como el primero con el saldo mucho más negativo en la Comunidad (-781). Después aparecen Camargo (-91), Castro-Urdiales (-80), Cabezón de la Sal (-67), Reinosa (-62) y Torrelavega (-57).

En cuanto al saldo exterior, en 2021 se asentaron un total de 4.742 altas y 2.298 bajas. "Estamos con un marcado ascenso tanto de las altas como de las bajas padronales, las primeras nacieron un 32% y las segundas un 51%, en un caso así asimismo consecuencia del fin de limitaciones socias a la COVID-19", recopila el estudio.

En general, el mayor número de altas está protagonizado por americanos (53,9%), seguidos por de europa (20,9%), procedentes más que nada de países de la UE (12,6%). Los países de los que mucho más llegan nuevos habitantes son Colombia, Perú, Argentina, Venezuela y Marruecos. Por su parte, los españoles retornados lo hacen eminentemente de Reino Unido, Francia, Alemania, Colombia y EE.UU.

Durante 2021, los saldos con el extranjero prosiguen siendo positivos en los ayuntamientos mucho más pueblos, resaltando de Santander con (1.212), seguido de Torrelavega, Castro-Urdiales, Camargo y Piélagos; todos ellos, ayuntamientos mayores de 20.000 pobladores y que reúnen a mucho más del 50% de la población de Cantabria.

Por otro lado, y con relación a el ránking de saldos migratorios, en 2021 Santander fue el concejo con el saldo mucho más alto (593), con 324 censados mucho más que en 2020, merced a las llegadas desde el extranjero (un 136,3%).

Le prosiguieron Torrelavega (282), Piélagos (230) y Castro-Urdiales (191), a pesar de que en estos 2 últimos se asentaron descensos marcados en relación a las cantidades del año 2020.

Destaca la caída de Camargo, que pasó de ser el tercer ayuntamiento con mayor saldo, con 265, a la situación 20, con un saldo de 57.

Por último, de los diez ayuntamientos con saldos negativos, el mucho más desfavorable se encuentra en Reinosa (-99), un considerable descenso con en comparación con año previo, en el que su saldo se ubicaba en -59. Le prosiguen los ayuntamientos de Santoña con -27 y Soba con -16, los dos con saldos positivos en el año 2020.

Más información

Santander pierde censados que ganan Piélagos y Santa Cruz de Bezana, si bien medran los pobladores por la inmigración