Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Se fijará fecha para el debate de investidura de Buruaga como presidenta de Cantabria el lunes.

Se fijará fecha para el debate de investidura de Buruaga como presidenta de Cantabria el lunes.

La Junta de Portavoces del Parlamento de Cantabria se reunirá el lunes, 26 de junio, a partir de las 10.30 horas, para fijar una fecha para el debate de investidura de la popular María José Sáenz de Buruaga como presidenta autonómica.

La nueva presidenta del Parlamento de Cantabria, María José González Revuelta, del PP, ha confirmado la cita después de haber iniciado este viernes la ronda de consulta con los grupos parlamentarios para hablar de la investidura.

Esta mañana se ha reunido con Vox; el PRC, y el PP y el lunes, a partir de las 9.30 horas, lo hará con el PSOE.

En los encuentros de este viernes no ha habido sorpresas y todos los grupos han mantenido las posturas ya expresadas.

El portavoz del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), Pedro Hernando, ha confirmado que su partido, en base al acuerdo suscrito con el Partido Popular, se abstendrá para facilitar la investidura de Buruaga como presidenta del Gobierno de Cantabria del PP "en minoría y en solitario". Además, ha asegurado que el PRC espera "buena predisposición" de los populares para llegar a acuerdos que sean "positivos" para los intereses de Cantabria.

Por su parte, la portavoz de Vox, Leticia Díaz, ha confirmado que su partido no votará a favor de la investidura de Buruaga al no aceptar el PP un Gobierno en coalición.​

En esta reunión con González Revuelta también ha participado la propia Buruaga. Los populares se mantienen en su defensa de un Gobierno en minoría del PP presidido por Buruaga.

Por ahora Buruaga solo tiene garantizado el voto a favor de sus diputados y la abstención del PRC, lo más probable es que su investidura no salga adelante en primera votación sino que haya que celebrar una segunda.

El Reglamento del Parlamento establece que en la primera votación el candidato necesita obtener mayoría absoluta para ser investido y si no se logra se celebraría una nueva votación pasadas 48 horas en la que podrá ser elegido por mayoría simple, como parece que será en este caso.

Si tampoco fuese así, hay dos meses de plazo para repetir el proceso y si el Parlamento no consigue nombrar presidente en este plazo quedará automáticamente disuelto y se convocarán nuevas elecciones.