• miércoles 28 de septiembre del 2022

Se sale de la vía, choca contra un vehículo aparcado, se da a la fuga y tresdobla la tasa de alcohol

img

Denunciados la pasada madrugada cinco negocios de hostelería de Santander por distintas infracciones

SANTANDER, 17 Ago.

La Policía Local de Santander interceptó la pasada madrugada a una conductora que, tras escaparse de la vía y chocar contra un vehículo que se encontraba aparcado, se dio a la fuga. Cuando fue doblegada a la prueba de la alcoholemia superó en mucho más del triple la tasa de alcohol tolerada.

El siniestro se causó en la calle Gándara sobre las 4.30 horas, en el momento en que la conductora del turismo se salió de la vía y chocó con un vehículo que se encontraba estacionado, causando daños materiales y se dio a la fuga.

Posteriormente, integrantes de la Unidad de Atestados de la Policía de Santander interceptaron al vehículo fugado en la calle Pedrueca, donde
pidieron la realización de la prueba de la alcoholemia a su conductora, que fue efectiva, triplicando la tasa tolerada.

Los agentes instruyeron diligencias judiciales contra la implicada, en calidad de investigada no detenida, por un supuesto delito contra la seguridad vial.

El vehículo fue retirado por una grúa urbana al depósito municipal de Ojaiz, según informó en un aviso la Policía Local.

Por otra sección, la pasada madrugada, cinco establecimientos de hostelería de la región fueron denunciados por cometer distintas infracciones de la normativa, múltiples de ellos por afecciones al vecindario.

Las 2 primeras demandas se elaboraron a bares de la calle Santa Lucía, uno por incumplir las condiciones de la licencia al tener una cocina no autorizada y no tener aparente el letrero anunciador de la licencia ni la lista de costos y, además de esto, por dejar las puertas abiertas.

La otra demanda en exactamente la misma calle fue para un negocio de hostelería por aceptar salir a los clientes del servicio con consumiciones al exterior del local sin tener licencia de terraza y por ocasionar afecciones al vecindario.

Ya sobre la una de la madrugada, los agentes denunciaron al responsable de un negocio de hostelería de la calle Isaac Peral por tener las puertas abiertas y por no tener aparente el letrero anunciador de la licencia.

La siguiente demanda se causó a la 1.50 horas a un bar de la calle El Ojáncano por tener la música alta y incordiar al vecindario, aparte de por reproducir música sin autorización para esto.

Y a las 3.diez, en la calle Emilia Pardo Bazán, los agentes denunciaron a un bar por tener las puertas abiertas y la música alta, incordiar a los vecinos y no tener aparente el letrero anunciador de la licencia.

Más información

Se sale de la vía, choca contra un vehículo aparcado, se da a la fuga y tresdobla la tasa de alcohol