Silió muestra orgullo por La Vijanera, joya cultural de Cantabria.

Silió muestra orgullo por La Vijanera, joya cultural de Cantabria.

María José Sáenz de Buruaga, la presidenta regional de Cantabria, asistió a La Vijanera, el primer carnaval del año en Europa, que se celebró en la localidad de Silió, en el municipio de Molledo. A pesar del mal tiempo, cientos de visitantes acudieron a esta mascarada que ha sido declarada Bien de Interés Cultural Etnográfico Inmaterial desde 2021.

Buruaga destacó el carácter popular y arraigado de La Vijanera, considerándola uno de los mayores tesoros culturales de Cantabria. Para ella, esta fiesta es una cita ineludible que marca el inicio del año y expresa los deseos de cambio y de una vida mejor.

En su primera Vijanera como jefa del Gobierno, Buruaga reconoció el trabajo y la dedicación de la Asociación Cultural Amigos de La Vijanera en la recuperación, desarrollo y promoción de esta tradición. Gracias a sus esfuerzos, la mascarada se ha consolidado en el presente y tiene un gran futuro por delante. Por ello, el Ejecutivo de la comunidad se compromete a apoyarla y a seguir atrayendo visitantes.

La presidenta destacó que La Vijanera es una tradición milenaria que ha sido transmitida de generación en generación. Para ella, esta fiesta es pasión, tradición y cultura, y cada año se renueva pero siempre sorprende.

La Vijanera es la primera mascarada del año en Europa y además de su espectacularidad, tiene un alto valor etnográfico como manifestación cultural. Esta tradición está emparentada con las mascaradas de invierno europeas y en esta edición contó con la participación de más de un centenar de personas con diferentes trajes.

La jornada comenzó con el sonido de los campanos por todas las calles del pueblo antes del amanecer. Luego, los vijaneros se dirigieron al parque de la Colina y a la plaza de la iglesia, donde se llevó a cabo la simbólica captura del oso. La comitiva recorrió los límites del pueblo y se realizaron paradas en diferentes lugares. Además, se celebró el baile de los zarramacos y del Danzarín Negro, junto con canciones satíricas en referencia al año pasado. También se representó "el parto de la preñá", simbolizando el nacimiento del nuevo año.

La fiesta continúa por todas las casas, calles y establecimientos del pueblo, y en la plaza de la Reguera tiene lugar la muerte del oso. Además de Buruaga, asistieron a La Vijanera otras autoridades, como la presidenta del Parlamento, la consejera de Cultura, Turismo y Deporte y alcaldes y diputados autonómicos.

Categoría

Cantabria