Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Terapias con luz podrían erradicar cáncer en 15 años, según experto.

Terapias con luz podrían erradicar cáncer en 15 años, según experto.

El curso 'International School on Light Sciences and Technologies: Light in Health and Medicine', que se desarrollará esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha abierto la posibilidad de que, en 15 años, las terapias con luz puedan ser efectivas para combatir el cáncer y la metástasis. Esto es lo que señala el catedrático del Grupo de Ingeniería Fotónica de la Universidad de Cantabria y director del curso, José Miguel López-Higuera.

El profesor insiste en que esta posibilidad de luchar contra estas enfermedades mortales mediante terapias lumínicas es muy probable, ya que "funciona muy bien", y se podría crear una "nanomedicina" específica para las células cancerígenas que "ellas solas identificarán dónde están las células cancerígenas". López-Higuera ha lanzado estas ideas hoy en una rueda de prensa para presentar el curso sobre 'Ciencias fotónicas para la vida real' que se está llevando a cabo en la UIMP.

Experts del ámbito de la salud y la medicina se darán cita en el curso organizado por la UIMP, en el que se tratarán temáticas como la aplicación de la fotónica en la salud, el estudio de la visión y del ojo, la miopía, la presbicia, las cataratas y otras condiciones oculares que se pueden tratar con técnicas lumínicas.

En este sentido, López-Higuera explicó que la luz puede ser efectiva en pacientes con enfermedades como el Alzheimer, el cáncer o el Parkinson para mejorar su calidad de vida, ya que la aplicación de "diferentes intensidades de luz en la retina del ojo o en el espacio en el que se encuentran dependiendo del momento del día", genera una mejora en aspectos como el sueño y la capacidad cognitiva.

El catedrático resalta que la llegada de estas terapias con luz se adelantará en unos 15 años, aunque los plazos dependerán de muchos factores. Además, resaltó la necesidad de regular estos avances en tratamiento con la luz, ya que hay la posibilidad de manipular a individuos mediante el cerebro, algo que debería estar prohibido desde una perspectiva ética.