Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Torres insta al Gobierno cántabro a reconsiderar su apoyo al centro de refugiados en Parayas

Torres insta al Gobierno cántabro a reconsiderar su apoyo al centro de refugiados en Parayas

El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, ha criticado duramente la decisión del Gobierno de Cantabria (PP) de dar marcha atrás en la construcción de un centro de acogida de refugiados en el antiguo psiquiátrico de Parayas, en Camargo. Torres considera que este cambio de postura es un "error absoluto" y ha instado al Gobierno cántabro a reconsiderar su decisión.

Según el ministro, cuando una comunidad se opone a la instalación de una infraestructura en su territorio, está cometiendo un grave error. En su opinión, la respuesta debería ser completamente opuesta, es decir, acoger y dar apoyo a aquellos que más lo necesitan.

Torres ha destacado la importancia de dar ejemplo en el tema de la acogida de refugiados y ha señalado que rechazar esta instalación va en contra de las competencias de las administraciones y envía un mensaje equivocado. El ministro ha subrayado que es necesario ofrecer una respuesta coordinada y solidaria al fenómeno migratorio.

El ministro ha recordado que España también ha sido país de emigrantes y ha acogido a aquellos que han regresado, por lo que es incongruente negarse a acoger a refugiados que huyen de conflictos bélicos y destrucción. Además, ha afirmado que es responsabilidad de cada administración ofrecer servicios agradables a la ciudadanía, aunque no sean necesariamente lo que más deseen los alcaldes.

Torres ha lamentado la actitud de algunos alcaldes que rechazan propuestas del Estado argumentando que sus municipios no reúnen las condiciones necesarias, cuando la administración competente considera lo contrario. En su opinión, en estos casos se debería encontrar una alternativa que cumpla con los requisitos establecidos.

El ministro también ha aprovechado para criticar la intención del Gobierno de Cantabria de derogar la Ley de Memoria Histórica y Democrática. Torres considera que esta ley es fundamental para defender la democracia y recuperar los valores tras la Guerra Civil. Por tanto, no entiende cuál es la amenaza que ven en ella y cuestiona si es apropiado tener vestigios franquistas que enseñar a las futuras generaciones.