Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Tres águilas pescadoras hacen su aparición en la bahía de Santander.

Tres águilas pescadoras hacen su aparición en la bahía de Santander.

En la ZEC (red Natura 2000) Dunas del Puntal y estuario del Miera, en la bahía de Santander, se acaba de dar la bienvenida a tres nuevas águilas pescadoras. Estos tres polluelos son fruto de la única pareja reproductora en el norte de España, formada por 'Txuriko', un macho escocés nacido en 2013, y 'Landa', una hembra francesa nacida en 2018 que llegó a Cantabria a principios de marzo.

Estos nuevos pollos se suman a los cinco jóvenes que han nacido en este mismo lugar protegido en temporadas anteriores, dos en 2022 y tres en 2023, según informó Bahía de Santander Ecoturismo.

El Colectivo Osprey Centre, encargado del seguimiento de la pareja reproductora, tiene grandes esperanzas en esta pequeña población para que comience a expandirse a otros estuarios del norte de la Península Ibérica, siendo un puente entre las colonias de Andalucía y el Bosque de Orleans en Francia.

La iniciativa de conservación de la especie en la bahía de Santander comenzó en 1999, cuando se observó al primer ejemplar en invierno. Desde entonces, se ha seguido a los ejemplares y se han instalado posaderos y dos plataformas nido en el área protegida de la bahía.

Fue en 2017 cuando se formó la primera pareja, pero no fue hasta 2022 que se produjo la primera reproducción exitosa.

Si todo avanza según lo previsto y los pollos se desarrollan adecuadamente, en el próximo mes de junio se llevará a cabo el anillado de las crías y la toma de muestras por parte de los técnicos del Osprey Centre.

El Colectivo Osprey Centre critica la falta de apoyo por parte del Gobierno Regional a este proyecto de recuperación tan crucial para la especie, ya que está catalogada como vulnerable y la ley exige un plan de conservación por parte de las instituciones. Además, esta es solo la pareja número 17-18 en toda España peninsular.

Por otro lado, se insta a que se implemente el Plan de Gestión de la ZEC de la Bahía, con medidas de conservación para la especie que eviten las molestias de origen humano, una de las principales causas de su declive.