Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

"Un maestro y un técnico a tiempo completo en cada aula durante el próximo año escolar"

La Consejería de Educación de Cantabria ha anunciado que a partir del próximo curso escolar, las aulas de un año contarán con un maestro y un técnico superior de Educación Infantil (TSEI) a tiempo completo. En aquellas aulas donde el ratio de alumnos supere los 12 y no se puedan desdoblar por falta de espacio, se admitirán hasta 18 niños con la incorporación de un segundo técnico.

Además, las aulas mixtas, que incluyen niños de 1 y 2 años, también contarán con un mínimo de dos profesionales (un maestro y un técnico). El objetivo es garantizar que los niños más pequeños, especialmente en áreas rurales, no sean excluidos del sistema educativo. En caso de que el ratio se supere y no sea posible separar las clases por falta de espacio, las aulas mixtas podrán llegar a 18 alumnos con un segundo técnico sin la computación doble de los niños de 1 año.

Este nuevo modelo de dotación de personal para las aulas del primer ciclo de Educación Infantil (0-2 años) para el curso 2024-2025 ha sido presentado a la Junta de Personal Docente (JPD) y será ratificado en una próxima reunión el viernes 14 en la mesa sectorial. La Consejería ha modificado su propuesta inicial para incluir la petición de mantener la pareja pedagógica a jornada completa en las aulas de un año, en lugar de dos técnicos y la supervisión del maestro de las aulas de dos años.

El consejero de Educación, Sergio Silva, ha resaltado la importancia de ofrecer estabilidad en la implantación de las aulas de un año, etapa crucial en el desarrollo de los niños. Se busca además atender a la escuela rural y flexibilizar el número de alumnos por aula para garantizar que ningún niño se quede fuera del sistema educativo.

Para lograr este objetivo, se ha propuesto un compromiso adicional en cuanto a la formación de maestros y técnicos de infantil en el primer ciclo de Educación Infantil. La Consejería se compromete a brindar un esfuerzo formativo para que la pareja pedagógica reciba una formación específica adecuada a la implantación de las aulas de un año.

La Junta de Personal Docente ha manifestado su valoración positiva respecto a esta propuesta, destacando el refuerzo de la pareja pedagógica como una mejora en la atención a los alumnos y en la calidad educativa en Cantabria. Este modelo, según el sindicato, garantiza que ningún aula supere la ratio máxima de 18 alumnos y permite que los niños de zonas rurales tengan acceso a una educación de calidad.

En conclusión, se busca consolidar un modelo educativo exitoso que ha sido fruto de la negociación, el diálogo y el consenso. Desde la Junta de Personal Docente se espera seguir en esta senda de entendimiento para mejorar las condiciones del alumnado de Educación Infantil, que representan el futuro de la comunidad autónoma. El objetivo es continuar trabajando en conjunto para lograr una mejora global en el sistema educativo.