• viernes 07 de octubre del 2022

Un par de años de prisión al exedil de Obras de Reinosa por integrar 23.400 euros del Ayuntamiento a su patrimonio

img

El fiscal rebajó a un par de años y medio la pena pedida, por dilaciones y una vez que el jurado no le declarase culpable de facturas falsas

SANTANDER, 2 Sep.

La Audiencia Provincial de Cantabria ha culpado al exconcejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Reinosa Julio César García a un par de años de prisión por un delito de continuado de malversación de caudales públicos, por integrar prácticamente 23.000 euros del Ayuntamiento a su patrimonio.

La pena fué fijada por el magistrado presidente del tribunal del jurado que el mes pasado de julio enjuició al que fuera edil en la ciudad más importante campurriana en 2011, tras el veredicto que le consideró culpable del mencionado ilícito pero no de falsificar facturas, y por el que el fiscal rebajó a un par de años y medio su solicitud de prisión.

En la sentencia, notificada este viernes y contra la que cabe recurso de apelación frente a la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, el juez le impone asimismo 4 años de inhabilitación particular para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho del voto pasivo -presentarse como candidato en procesos electorales-.

El fallo fué dictado una vez que la mayor parte de los jurados (siete de nueve) declararan a García culpable de llevar a cabo distintas transacciones desde una cuenta corriente donde se había ingresado dinero del Consistorio a otras de su titularidad, hasta un total de 23.393 euros que incorporó a su patrimonio y que no fueron devueltos.

Tras el juicio, festejado a lo largo de semana y media y en el que el acusado -que a causa de este litigio se licenció en Derecho- ejercitó su defensa, el tribunal concluyó que se concertó con 2 personas -vecinos del concejo y después denunciantes- para abrir la citada cuenta donde se ingresó dinero que la administración local pagaba por proyectos que en teoría los dos hicieron y después se transfería a su cuenta personal.

A la hora de fijar la pena, el magistrado -que asimismo encabeza la Sección Tercera de la AP- tuvo presente la concurrencia de la coyuntura atenuante muy cualificada de dilaciones incorrectas, interesada por defensa y acusación pública.

Además, en término de compromiso civil, condena al procesado al pago de una indemnización de 23.393 euros al Ayuntamiento de Reinosa.

Por otro lado, la resolución le exculpa del delito de falsedad en archivo mercantil por el que se encontraba acusado por la Fiscalía, según el veredicto. Y es que el jurado concluyó que no había confeccionado facturas falsas a nombre de una compañía inventada para cobrar los trabajos encargados a los 2 hermanos de la ciudad.

Según los hechos probados en la sentencia divulgada este viernes, el entonces concejal ofreció a 2 hermanos de Reinosa -entonces denunciantes- adjudicarles trabajos de obra del Ayuntamiento, para lo que era preciso que abriesen una cuenta bancaria donde figuraran como sucesos y él como disponente, de manera que se ocuparía de administrar los pagos que los dos tuviesen que llevar a cabo.

Además, con carácter "previo o simultáneo" a la ejecución de los trabajos, el procesado había efectuado diferentes "préstamos" a los dos reinosanos, que "le iban siendo devueltos conforme han recibido los pagos por los trabajos ejecutados para el ayuntamiento".

A lo largo de 2011 y 2012, los hermanos presentaron al Consistorio una sucesión de facturas "que llegaron al acusado, quien las firmó y llevó a Intervención para su registro y pago", ingresándose sus importes en la cuenta corriente de los denunciantes.

Posteriormente, una vez se recibían los capital, "se hacían las transacciones de manera inmediata en pos de cuentas bancarias bancarias de titularidad del acusado".

"En total, se ingresaron de esta manera en la cuenta bancaria de los hermanos un total de 23.393,69 euros que proceden de las arcas públicas del Ayuntamiento de Reinosa, que el acusado incorporó terminantemente a su patrimonio", añade la sentencia, según la que no se ha demostrado que los denunciantes ejecutaran la integridad de los trabajos y tampoco que quien realizó las facturas fuera el acusado.

Según la proposición protegida por el procesado, las transacciones efectuadas desde la cuenta de los hermanos a la suya respondían a la devolución del préstamo de diez.000 euros que les había efectuado.

Sin embargo, el dinero transferido por el Ayuntamiento a la cuenta sube a 23.393 euros y el total de disposiciones de exactamente la misma en pos del acusado, a 42.627 euros.

Así, si el préstamo documentado ascendía a diez.000 euros "es visible" que "hay una diferencia que no se enseña", apunta el magistrado, para quien "no cuadran las cuentas".

"El acusado ha empleado la cuenta bancaria que concertó con los hermanos para desviar a ella los pagos realizados por el Ayuntamiento, conseguir que dicho dinero entrara en una cuenta donde él mismo disponía y, realizando opinar que con el dinero transferido por la Corporación satisfacía un préstamo hecho en su día a los hermanos, hacerse para su beneficio con el dinero desviado, mezclando el dinero de pagos del Ayuntamiento de Reinosa (público) con movimientos de sus cuentas privadas (familia, otras compañías, etcétera)", apunta la sentencia.

Y concluye: "El acusado, en su condición de concejal de Obras y Servicios, articuló un medio para lucrarse con el dinero que, autorizado por él mismo, salió de las arcas del Ayuntamiento hacia una cuenta donde él mismo se encontraba autorizado para contar con -con la anuencia de los sucesos- y que, en razón de tal autorización, acabó, en todo o en parte, en su patrimonio".

En determinante, "logró un empleo abusivo de la autorización que los hermanos le habían concedido, primordial a fin de que el dinero público se confundiese con el dinero de esos, y dispuso de proporciones muy superiores a los diez.000 euros que se le debían", "y eso, para el jurado, es una manera de malversar caudales públicos".

Más información

Un par de años de prisión al exedil de Obras de Reinosa por integrar 23.400 euros del Ayuntamiento a su patrimonio