• martes 7 de febrero del 2023

Vitrinor va a poder regresar a comercializar sus modelos en Argelia tras un par de meses de parón

img

Prevé poder enviar el pedido de 200.000 euros que había visto negado hace prácticamente un par de meses "en dos semanas"

GURIEZO, 30 Jul.

La compañía cantabria Vitrinor, con origen en Guriezo y encargada de la fabricación de menaje para cocina de acero vitrificado, va a poder regresar a comercializar sus artículos en Argelia, tras precisamente 50 días de parón de las relaciones comerciales, y mandar el pedido, de 200.000 euros, que les había sido negado a inicios de junio.

Así lo ha podido confirmar en afirmaciones a Europa Press Televisión el directivo de la compañía, Fernando Garay, quien explicó que el jueves durante la noche el distribuidor con el que trabaja la compañía en el país argelino les remitió por teléfono el archivo oficial que le habían mandado las entidades bancarias anunciándole que se habían restituido las operaciones bancarias que dejarán "a priori" establecer nuevamente la actividad comercial.

El 9 de junio ese distribuidor comercial había informado a Vitrinor de la interrupción de estas operaciones gracias a las tensiones entre Argelia y España por el giro español cerca de la cuestión saharaui y la reconfiguración de su relación diplomática con Marruecos. Ello supuso la cancelación de un pedido que la compañía ahora tenía prácticamente listo para mandar.

Garay explicó a Europa Press que este sábado la compañía mencionó con su distribuidor en Argelia --donde la compañía factura con sus artículos cerca de un millón de euros cada un año-- y éste les confirmó que "supuestamente regresa la normalidad" en las relaciones comerciales y en los "próximos días" les ratificará la reactivación del pedido y la oportunidad de poder comerciar sus modelos en este país.

De hecho, aun, ha comentado que aparentemente, Argelia ha "flexibilizado un tanto" los requisitos a fin de que poder operar allí. Y es que, según explicó, hasta la actualidad, la compañía cantabria para lograr importar sus artículos a este país precisaba poner el 120 por ciento del valor de la mercancía que mandaba y en este momento, según lo que les ha movido el distribuidor, semeja que no va a ser preciso dicho depósito, lo que "simplificaría bastante todo el desarrollo", que hoy en día es "complejo".

En cuanto al pedido pendiente, el directivo de la compañía informó de que, cuando se confirme que se tienen la posibilidad de establecer nuevamente los envíos y que no va a haber "ningún contratiempo" en las aduanas, Vitrinor mandará el pedido "en dos semanas".

Garay ha reconocido que este restablecimiento de las operaciones con Argelia les sorprendió, exactamente la misma ocurrió en el momento en que se interrumpieron y hubo este bloqueo, que fue, según ha señalado, por un tema "mucho más político" que comercial.

Según ha confesado, en Vitrinor no tenían "muchas esperanzas" de que la situación se fuera a normalizar, y menos en un período tan corto de tiempo, con lo que fué una "enorme sorpresa efectiva" para la compañía, que espera que la interrupción vivida sea "la última" y que se sostenga "la seguridad" de las relaciones comerciales con un país en el que los artículos "made in Spain" son "muy valorados".

Además, ha confiado en que la situación vivida no haya hecho "mudar los deseos" de los usuarios en relación a ese aprecio a los artículos españoles como el de Vitrinor, que tienen "bastante arraigo" en el país argelino.

Garay explicó que hay "bastantes mucho más compañías" cántabras, y generalmente españolas, que, como Vitrinor, se vieron perjudicadas en estos prácticamente un par de meses por el bloqueo y ha considerado una "buena nueva" que se restablezcan las relaciones.

Vitrinor, que exporta a mucho más de 50 países y transporta unos diez años haciéndolo en Argelia, ha reconocido que la situación vivida ha supuesto una "contrariedad mucho más en un contexto difícil" como el presente.

Así, Garay explicó que la compañía asimismo se vió perjudicada por la guerra en Ucrania gracias a la invasión rusa, ya que eran 2 países con los que Vitrinor asimismo trabajaba.

Además, como otra complicación mucho más, ha señalado que la compañía se ve perjudicada por el aumento "fundamental" de los costos de la energía, una "contrariedad añadida" y que le está suponiendo, como a otras compañías españolas, un "hándicap", haciéndoles perder competitividad en relación a otros desarrolladores, como los asiáticos, que no están tolerando ese aumento de los costos de la energía sino más bien "todo lo opuesto" ya que los tienen "mucho más bajos". Ello provoca que las perspectivas "no sean en especial positivas" para Vitrinor.

Más información

Vitrinor va a poder regresar a comercializar sus modelos en Argelia tras un par de meses de parón