• lunes 05 de diciembre del 2022

Vox asegura que la protección del lobo es una parte de la Agenda 2030 para "terminar con el consumo de carne"

img

Las formaciones de Cantabria, Asturias y CyL solicitan a los gobiernos regionales que "no se cambien la chaqueta" en el momento en que vayan a Madrid

TORRELAVEGA, 18 Oct.

Las agrupaciones de Vox en Cantabria, Asturias y Castilla y León se sumaron este martes para condenar nuevamente la protección del lobo y han opinado que es "una parte mucho más" de la Agenda 2030 a fin de que "la cabaña ganadera se reduzca" y "bajar el consumo de carne".

La capacitación condena esta Agenda "dictada desde Bruselas" pues cree que "condena al planeta rural así como lo conocemos", aparte de que el Gobierno socialista "la está aplicando de manera inmisericorde" y esto "va a sospechar el cierre de muchas ganaderías".

Además, solicita que, si verdaderamente se desea resguardar al lobo, se realice a través de un proyecto estatal de administración al que "deberían contribuir todos y cada uno de los españoles y no solamente los ganaderos" de las comunidades loberas, que son los que les "dan de comer".

Así lo han señalado el día de hoy el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo; el representante de Vox en el Parlamento de Cantabria, Cristóbal Palacio; y el representante en el Parlamento de Asturias, Ignacio Blanco, en una rueda de prensa conjunta que han brindado en el Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega para reivindicar la defensa de los ganaderos en oposición al lobo.

En este sentido, han reiterado que merced a los proyectos de administración del lobo que se aplicaban en las comunidades antes de su entrada en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre), la población lobera había crecido "un 30%", y pese a ello en el mes de septiembre de 2021 el Gobierno aprobó la orden para resguardar a la clase que, "en vez de proseguir el ejemplo de convivencia" que sostenían los ganaderos, "lo que hace es castigarlos".

Por ello, piensan que hablamos de un plan de la Agenda 2030 y del Gobierno socialista para "terminar con el consumo de carne", y pidieron a los propios gobiernos regionales que, "igual que están actuando con compromiso" en sus territorios apostando por sacar al lobo del Lespre, "que no se cambien de chaqueta en el momento en que vayan a Madrid" y defiendan lo mismo.

Además, han solicitado que se convoquen y paguen las ayudas por daños sin retardo y que se aumenten las indemnizaciones, quejándose de que "frecuentemente" los ganaderos no las cobran en tanto que los animales atacados desaparecen o no tienen la posibilidad de demostrar que hayan sido heridos o matados por lobos. Al hilo, han subrayado que las ayudas que proceden del Ejecutivo central llegan "tarde y mal" a estas comunidades perjudicadas "como castigo" por haber votado en oposición a la inclusión en el Lespre.

El vicepresidente de Castilla y León ha aclarado que Vox no desea retroceder a la España de principios del siglo XX donde los lobos estaban en riesgo de extinción, pero tampoco admite la presente, donde el medio rural está "bajo riesgo por varios fundamentos" y "la cornada final" es la protección de este animal.

"Se está ocasionando la desaparición lenta del campo español", ha lamentado tras remarcar que en varias zonas "se han tresdoblado los asaltos" y soliciar que se escuche a los ganaderos y "no se dé información falsa" a la Comisión Europea.

A juicio de García-Gallardo, "en este momento mucho más que jamás debemos estar cerca de los ganaderos", en un contexto de encarecimiento de piensos, electricidad o desabastecimiento de materias primas, por el hecho de que "empujarlos a ellos es asistirnos a nosotros".

Tanto él como Palacio pidieron "un ejercicio de congruencia" y "recobrar la razonabilidad de las resoluciones políticas". Y es que, para el representante cantabrio de Vox, la problemática "se solventa o sacando al lobo del Lespre o sacando a Pedro Sánchez de la Moncloa".

Palacio ha opinado que en la legislación de hoy, pese a la protección, "existe margen" para autorizar las extracciones de ciertos lobos, pero "lo que es necesario es valentía por la parte de los políticos que apoyan al socialismo".

En este punto se ha referido a "la dejadez y el entreguismo del PRC", que muestra la Consejería de Desarrollo Rural y rige en Cantabria en coalición con el PSOE. A juicio de Palacio, el Partido Regionalista "se convirtió en un cómplice de Sánchez y de la Agenda 2030" y "abandonó a la población rural" pues "solo le preocupa quedar bien con su colega".

En exactamente la misma línea, el representante de Vox en Asturias ha criticado que "la cobardía" del presidente asturiano y su asesor de Medio Rural, los socialistas Adrián Barbón y Alejandro Calvo, respectivamente, "transporta a que no se haya concedido todavía ninguna autorización de extracción".

Según Blanco, hay mucho más consistencia de lobos en el nordoeste de España "que aun en Rusia", y los reportes científicos comentan que "el 90 por ciento de la nutrición del lobo es ganado familiar".

Más información

Vox asegura que la protección del lobo es una parte de la Agenda 2030 para "terminar con el consumo de carne"

Noticias de hoy más vistas