Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

"Cuatro detenidos en Cantabria van a prisión por tráfico de drogas sintéticas"

La macrooperación contra el tráfico de drogas sintéticas llevada a cabo por la policía española y francesa en Cantabria ha resultado en la detención de cinco personas, cuatro de las cuales han ingresado en prisión y el quinto no lo ha hecho por motivos de salud. Dos hombres y tres mujeres de entre 27 y 65 años y de nacionalidad española, cuatro de ellos con antecedentes, están acusados de delitos contra la salud pública y pertenencia a organización criminal, y dos de ellos también de tenencia ilícita de armas.

Los detenidos fueron arrestados en los municipios de Penagos y Ceceñas, siendo dos de las mujeres familiares del líder de la banda y la otra era una empleada que hacía labores de contravigilancia. Cuatro de ellos han ingresado en prisión, mientras que la otra está en libertad con cargos.

La operación se inició a principios de este año en Cantabria, Burgos y Barcelona tras conocerse la existencia de una organización dedicada al tráfico de drogas sintéticas que se distribuían por diferentes provincias españolas. La policía identificó una de las principales ramas de distribución en Cantabria, donde el responsable de la organización era un hombre ya conocido por los agentes del Grupo de Estupefacientes. Se detectó que también contaba con varios miembros de su familia para cubrir los desplazamientos para trasladar la droga, entre otras funciones.

Después de varios meses de investigación, se determinó que la droga se escondía en una estancia dentro de una vivienda en Penagos, donde vivían los cuatro detenidos en esa localidad. Una vez obtenidas todas las pruebas, y en coordinación con el resto de grupos participantes en la investigación, se llevó a cabo la explotación de la operación el 8 de junio.

En la vivienda de Penagos se encontraron 30 bolsas envasadas al vacío, de un kilo de peso cada una, que contenían sulfato de anfetamina, 30 kilos en total, junto a útiles destinados a la distribución de la droga. También se intervinieron cinco armas cortas de diversos calibres, un arma larga, un inmovilizador electrónico, más de 200 cartuchos, cargadores y armas blancas.

Los cinco detenidos fueron puestos a disposición judicial, que decretó el ingreso en prisión de cuatro de ellos. La Policía indicó que con esta operación se ha desarticulado la mayor red de distribución de speed en el norte de España y sur de Francia, con un total de 13 detenidos.

Para la jefa superior de la Policía en Cantabria, Carmen Martínez, esta operación ha sido un "magnífico ejercicio" de cooperación entre la policía de distintos puntos de España y también con la francesa. En cuanto a la importancia de la rama cántabra ha explicado que tenía contactos con el "jefe" de la organización, que estaba en Barcelona y tenía conocimientos de la estructura.