Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

El Conservador: El sindicato BUB desafía el ERTE de Bridgestone frente a la Audiencia Nacional.

El Conservador: El sindicato BUB desafía el ERTE de Bridgestone frente a la Audiencia Nacional.

El sindicato independiente BUB ha presentado una demanda de conflicto colectivo ante la Audiencia Nacional para impugnar el Expediente de Suspensión Temporal de Contratos de Trabajo (ERTE) que actualmente está en vigor en las plantas de Bridgestone. Según el sindicato, este ERTE no garantiza la estabilidad laboral de los trabajadores.

El Sindicato Independiente de Trabajadores de Bridgestone (STIB) también impugnó este ERTE ante la Audiencia Nacional. Esta medida, implementada por la multinacional en sus plantas de Puente San Miguel (Cantabria), Basauri y Galdakao (Bizkaia) y Burgos, comenzó en diciembre del año pasado y se extenderá hasta 2024.

En su comunicado, BUB argumenta que la impugnación se basa en el informe técnico utilizado por la empresa para aplicar el ERTE. Este informe señala que, dado el grado de volatilidad e incertidumbre en el mercado automotriz y de neumáticos en los próximos meses y años, la compañía debería tener flexibilidad para ajustar la producción y la plantilla durante todo el ejercicio 2024. El sindicato interpreta que esto implica que la empresa tiene la intención de adoptar medidas más drásticas.

Además, BUB sostiene que la empresa ya cuenta con flexibilidad a través de medidas internas acordadas en el convenio colectivo, las cuales le permitieron evitar un ERTE hasta diciembre de 2023. Sin embargo, la empresa se niega a utilizar estas medidas en 2024, lo cual el sindicato considera un fraude al erario público.

El sindicato denuncia que durante las negociaciones, la empresa no ha mostrado disposición para llegar a un acuerdo y que solo el sindicato BUB ha presentado propuestas que buscan preservar el empleo. Critican que la empresa haya rechazado reducir el complemento salarial a cambio de una cláusula de mantenimiento del empleo.

En conclusión, BUB espera que la Justicia declare la nulidad del ERTE, obligue a la empresa a devolver íntegramente los derechos económicos y sociales de los trabajadores y haga cumplir el convenio colectivo.