"Tentativa de homicidio contra esposa e hija de 12 años: riesgo de 24 años en prisión"

En un escalofriante caso que estremeció a la localidad de Castro Urdiales, la Fiscalía de Cantabria ha solicitado una durísima pena de 24 años de cárcel para un hombre acusado de dos delitos graves: asesinato y homicidio en grado de tentativa. Los cargos se deben a su intento de acabar con la vida de su esposa y su hija de tan solo 12 años. Además de estas penas, el ministerio público también exige que se imponga una orden de alejamiento de 27 años para la mujer y 19 años para la hija, en virtud de la violencia de género ejercida por el acusado.

El juicio, que promete ser uno de los más impactantes de la región, está programado para el viernes 10 de noviembre a las 10:00 a.m. y tendrá lugar en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia.

Los hechos que se juzgarán ocurrieron en diciembre de 2021, en la vivienda familiar del acusado en Castro Urdiales. Según la descripción detallada en el documento presentado por el fiscal, el hombre se lanzó sorpresivamente contra su esposa por detrás y, de forma totalmente inexplicable, la asfixió agarrándola del cuello con ambas manos, con la intención clara de quitarle la vida.

La escalofriante escena continuó cuando ambos cayeron al suelo sin que el acusado soltara a la mujer. En un intento desesperado por liberarse, ella comenzó a dar patadas y una de ellas impactó contra el horno. En ese momento crítico, la hija menor del matrimonio acudió a la cocina, donde se encontró con la peor pesadilla imaginable. Sin embargo, la mujer logró liberarse finalmente y el hombre, aunque llegó a tomar un cuchillo, lo dejó inmediatamente sin usarlo.

Pero la pesadilla no había terminado. Acto seguido, el agresor siguió a su hija hasta el salón y, con la misma intención asesina, la agarró por el cuello y comenzó a asfixiarla. Solo la intervención desesperada de la esposa, que se abalanzó sobre él, logró que soltara a la niña. Aprovechando ese momento de respiro, las dos víctimas lograron salir a la terraza y pedir ayuda.

El fiscal destaca un acontecimiento previo que añade aún más gravedad a la situación. Tan solo dos semanas antes de este ataque brutal, el acusado ya había agarrado a su esposa por el cuello, lo que hizo que ella perdiera el conocimiento.

Dadas las circunstancias descritas, la Fiscalía considera que estamos ante un intento de asesinato y un intento de homicidio, ambos merecedores de una condena de 24 años de prisión. Además, el ministerio público también solicita la prohibición de comunicarse y acercarse a la esposa durante 27 años y la misma medida para su hija durante 19 años, en vista de la grave violencia de género presente en este caso impactante.

Tags

Categoría

Cantabria